02 de diciembre de 2016
02.12.2016
Pobles del Sud

La protesta por las obras de la CV-500 llega al centro

La policía identificó a uno de los organizadores por alteración del orden tras intentar acceder al balcón consistorial

02.12.2016 | 04:15
La protesta por las obras de la CV-500 llega al centro

Los vecinos contrarios a las medidas de pacificación del tráfico aplicadas por la Conselleria de Obras Públicas y el ayuntamiento de Valencia en la carretera del Saler (CV-500) llevaron ayer sus protestas al centro de la ciudad. Los manifestantes, unas 200 personas (según los organizadores), protestaron ante las puertas del Ayuntamiento de Valencia y el Palau de la Generalitat para pedir que se reviertan las obras que ambas administraciones han llevado a cabo en la carretera CV-500. La presión vecinal ya ha obligado a la Generalitat a anunciar la retirada de los badenes.

Durante la manifestación se registró un momento de tensión cuando a su llegada al ayuntamiento, uno de los organizadores intentó acceder al balcón del ayuntamiento para hacer una foto. La Policía Nacional se lo impidió y el manifestante fue finalmente identificado por los agentes por «alteración del orden público».

Los vecinos marcharon con pitos y bocinas detrás de una pancarta en la que reclamaban «no más límites al crecimiento» de las poblaciones del Parque Natural de la Devesa. Los convocantes „las asociaciones y vecinos de El Perelló, El Perellonet, El Palmar, Mareny y El Saler„ piden que se paralicen «sí o sí las obras en la CV-500».

Los manifestantes presentaron por registro de entrada un documento que, según explicó a Efe el concejal del El Perelló Juan Botella, detalla la problemática que han generado las medidas de limitación de velocidad y pide que se revierta porque si no se eliminan estrechamientos, badenes y semáforos, los atascos y colas «llegarán hasta la Gran Vía de Valencia».

Antes de la manifestación, el concejal de Devesa-El Saler, Sergi Campillo, defendió estas obras ante la siniestralidad (226 accidentes en 5 años) y la mortandad de animales (la segunda con más mortalidad de vertebrados) en esta carretera. Campillo mostró su respeto al derecho de manifestación pero defendió que las medidas adoptadas como reducir la velocidad de 80 a 60 kilómetros por hora, «que solo retrasa unos minutos» el trayecto, «cumplen los parámetros para asegurar la movilidad, el respeto al medio ambiente y la seguridad en la carretera».

El Perellonet pide un túnel

Por su parte, la concejala de Pueblos, Consol Castillo, aseguró que están «abiertos a las propuestas de los vecinos», a los que trasladó un mensaje de tranquilidad porque solo trabajan «por su seguridad y la pacificación del tráfico» y no para «restringirles circular ni provocar inconvenientes».

Por otro lado, el presidente de la asociación de vecinos de El Perellonet, Luis Zorrilla, reclamó la reversión de las obras porque «si algo funcionaba, no debe cambiarse» y explicó que según informes de la conselleria, la carretera «no se sufre tantos accidentes como cuentan». Zorrilla admitió la alta mortandad de animales, aunque apuntó que se puede solucionar con túneles, como se está haciendo en otras zonas. Para Zorrilla, la eliminación de badenes «no es suficiente» y deben «darse cuenta de que lo están haciendo mal» y revertir las obras. La marcha contó con la presencia de los concejales Alberto Mendoza (PP) y Fernando Giner y Narciso Estellés (Ciudadanos).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Una persona atendida al desmayarse en el Besamanos. Foto: B. Bueno
Colas y lipotimias en el besamanos de la Virgen

Colas y lipotimias en el besamanos de la Virgen

Miles de personas aguardan su turno para pasar ante la imagen en una jornada de intenso calor

Once horas para ser las primeras ante la Verge

Once horas para ser las primeras ante la Verge

Dos mujeres de València y Alfafar inician a las ocho de la tarde la cola para el Besamanos a la...

Ciutat Vella exige al ayuntamiento que actúe contra los grafiteros

Siete entidades y plataformas ciudadanas de Ciutat Vella (desde la que defiende la Muralla,...

Una lemur perdida, nueva inquilina del Bioparc

Una lemur perdida, nueva inquilina del Bioparc

Jupp, de 5 años, fue recogida cerca de la avenida de la Plata por una vecina

El asilo de las religiosas de la calle Sagunto proyecta su ampliación en el jardín interior

El asilo de las religiosas de la calle Sagunto proyecta su ampliación en el jardín interior

La residencia tendrá que eliminar un 30%de las plazas si el ayuntamiento no autoriza la...

Las religiosas: «Queremos que los ancianos tengan unas habitaciones lo más dignas posible»

La normativa exige habitaciones dobles o individuales de 16 m2 y con baño propio y adaptado