06 de junio de 2017
06.06.2017
ÚLTIMA HORA
Puigdemont y los exconsellers huidos a Bruselas renuncian al voto delegado

El parque temático de la Creu Coberta

Los vecinos editan un tríptico en el que denuncian botellón, suciedad y peleas en la calle

06.06.2017 | 00:46

Ironía frente a la falta de atención. La Associació de Veïns Sant Vicent Màrtir-Bulevar Sud denuncia los graves problemas de convivencia en el barrio.

«Amigos, hoy estáis de suerte: venid a nuestro barrio y ensuciadlo todo, emborrachaos, romper el mobiliario, provocad peleas, gritad y molestad todo lo que queráis y mucho más. ¡No pasa nada! Aquí en el barrio de la Cruz Cubierta puedes hacer lo que tu conciencia quiera hacer... Si la tienes». Con este contundente texto la Associació de Veïns Sant Vicent Màrtir-Bulevar Sud presenta a sus vecinos un tríptico que ha editado para denunciar todos los problemas de convivencia que afectan al barrio y en el que reclaman la atención del Ayuntamiento de València para resolverlos.

El tríptico, redactado en tono irónico, invita a los vecinos «a visitar el nuevo parque temático de València», y enumera los «espectáculos» que pueden encontrar casi a diario en la calle. Así, el folleto editado habla de «lucha profesional», por los «combates mañaneros entre borrachos y drogados». También destacan los «aseos al natural», y describe a aquellas personas «que han decidido sentirse como auténticos animales en plena naturaleza» y hacer sus necesidades en plena vía pública.

Aseguran que en el barrio cuenta con su propio parque de atracciones en la fábrica abandonada de Cervezas Turia, donde se ve a chavales trepar por sus paredes o riesgo que supone el «modo incendio». «Solo para los más valientes», aseguran.

Otro «espectáculo» destacados llevan por nombre «Ponte de alcohol hasta las trancas», en el que pone de relieve el grave problema de botellón que sufren en el barrio y los problemas de convivencia derivados de él. «Aquí no hay reglas, ni normas, sencillamente haz lo que te salga de los cataplines».

Por último invitar a conocer «El parque fantasma» y explican con bastante sorna que cuenta una leyenda «que se iba a construir el año pasado (2016) porque fue uno de los proyectos que más se votó en la consulta ciudadana de aquel año», pero llegados mediados de este año aseguran que el ayuntamiento les da «largas y no se hace nada de nada». A pesar del sentido del humor, la indignación crece en este barrio del distrito de Jesús.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook