14 de junio de 2017
14.06.2017

Carpesa es el primer pueblo que asume el límite 30 km/h

El perímetro interior de la pedanía se pacifica con calles de un único sentido

14.06.2017 | 04:15
Carpesa es el primer pueblo que asume el límite 30 km/h

Carpesa se ha convertido en el primer pueblo de València que implanta el límite 30 kmn/h en todas las calles que discurren en el interior del perímetro de la localidad situada en l´Horta Nord. La medida llevada a cabo por la concejalía de Mobilitat Sostenible tras ser aprobada por el Consell Veïnal (con representantes de todos los partidos políticos), comenzó a funcionar hace unos días junto a la reordenación completa del tráfico y el aparcamiento.
«Hemos pacificado el tráfico en toda la población, por lo que ahora hay un sentido único de la circulación en la mayoría de las calles de Carpesa excepto en las del Reverendo José Valero, Rosa de los Vientos y avenida Palmaret, las vías que delimitan Carpesa conformando su radio externo y que mantienen el doble sentido, tal y como nos han pedido los vecinos y vecinas de la localidad», explicó el concejal Grezzi.

Además, de establecer el límite a 30km/h en toda la pedanía, se han eliminado las señales de Stop, ahora innecesarias, en las calles del Reverendo José Valero y de la Ermita de San Roque. Por otro lado, en aquellas calles con anchura suficiente, se han instalado las señales para indicar el estacionamiento alternado semestralmente y se han pintado los pasos de peatones en todos los cruces y calles donde era necesario.

El alcalde de la localidad, Josep Lluís Duart, señaló que se han seguido todos los requerimientos de seguridad que habían solicitado los bomberos de la ciudad de València, por lo que ha vuelto a incidir en la «mejora de la seguridad» para el pueblo que ha supuesto la intervención.

Además Josep Duart adelantó que están trabajando «para habilitar un solar que actualmente está sin uso para aparcamiento público para los vecinos y vecinas». Y es que la medida no ha estado exenta de polémica en el pueblo, al reducirse el número de plazas para el estacionamiento (muchos vehículos utilizaban las aceras).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook