15 de junio de 2017
15.06.2017
Primer aniversario

El Museo de la Seda de València recupera un telar único para tejer como en el XV

Restaurado para la elaboración del terciopelo, se pone en marcha gracias a la supervisión de Vicente Enguídanos, el 'último velluter'

15.06.2017 | 14:33
El Museo de la Seda de València recupera un telar único para tejer como en el XV

El Museo de la Seda de València celebra su primer aniversario con la puesta en marcha de una "joya museística de gran valor": un telar de 'vellut' restaurado para la elaboración del terciopelo con la misma técnica que en el siglo XV. Se trata de una pieza "única en España" y de gran importancia porque gracias a ella "se recupera el símbolo, el origen, la esencia del barrio de Velluters y del Colegio del Arte Mayor de la Seda".

El telar de vellut es una estructura antigua que procede de los fondos museísticos del Colegio del Arte Mayor de la Seda. La puesta en marcha ha sido posible gracias a la supervisión y dirección del artesano Vicente Enguídanos --conocido como el "último velluter"--, así como a la donación personal de parte de dicho telar.

"Estamos muy contentos de presentar este telar ahora que el museo está a punto de cumplir un año, concretamente el próximo sábado 17 de junio. Trabajamos para mejorar día a día nuestra oferta cultural. Ha sido un año intenso, emotivo y de muchas satisfacciones. Estamos consolidando esta institución como un punto clave de la historia valenciana, y como lugar de visita turística obligada. En 12 meses han pasado más de 45.000 personas por el museo", ha asegurado el presidente del Colegio del Arte Mayor de la Seda, Vicente Genovés, con motivo de la presentación de la pieza.

En el siglo XV el 'vellut' (terciopelo) vivió su época de esplendor y se convirtió en un motor económico esencial en la ciudad de València. Tanto es así, que en 1479 se creó de manera oficial el Gremi de Velluters gracias a la fortaleza de los tejedores de este material. Entre 1450 y 1525, de los 2.500 residentes biografiados como artesanos de la seda, 2.000 --el 80 por ciento--, eran velluters, los cuales llegaron a tener en funcionamiento 1200 telares aproximadamente.

Con el paso del tiempo, el barrio de Velluters fue el centro neurálgico del comercio de la seda en València, una huella histórica que "hoy se mantiene gracias al edificio del Colegio del Arte Mayor de la Seda, convertido en museo", subrayan desde la entidad cultural.

En el siglo XVIII se calcula que habían 3.500 telares en Valencia, de los cuales, 900 se dedicaban al tejido del terciopelo. En el XIX se produce progresivamente un descenso del telar tradicional manual por el mecánico, algo que en el XX se generaliza. El vellut se deja de tejer manualmente en la segunda mitad de siglo.

Datos técnicos

Para tejer, los hilos se disponen en el telar en forma de urdimbre y de trama. Para un ancho de 55 centímetros, el telar está dispuesto de 2 plegadores: 6.600 hilos de seda natural de 3 cabos (1 plegador de 4400 hilos de base y otro de 2200 hilos para el pelo). En cuanto la trama, es seda natural que lleva 40 pasadas por centímetro de seda de 36 cabos.

Vicente Enguídanos realizará una demostración del arte de la tejeduría del vellut en una series de visitas guiadas. El horario será todos los jueves de 11.00 a 13.00 horas. Para cualquier consulta, contactar con el departamento de reservas del museo (697 15 52 99).

Este artesano, nacido en València en 1931, empezó a los 12 años a familiarizarse con los telares gracias a la empresa que fundó en 1925 su padre. Sus abuelos también fueron trabajadores de la seda. Trabajó con gran maestría el vellut de manera artesanal.

El taller estaba ubicado en su propia vivienda, en la calle Juan de Mena. Con sus tellerolas, tijeras y ferros, algunos utensilios incluso heredados de generación en generación dentro de su misma familia, mantuvo vivo el espíritu de velluter. Hoy en día, es la única persona en España conocedora de la ancestral técnica de tejer el terciopelo a mano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Las visitas al Museo Fallero se disparan en julio
Las visitas al Museo Fallero se disparan en julio

Las visitas al Museo Fallero se disparan en julio

Ha pasado de tener 4.052 en julio de 2016 a 8.742 este año, un incremento del 116 por ciento

Adiós definitivo a Woody

Adiós definitivo a Woody

En el lugar de la mítica discoteca de València habrá a partir de ahora una clínica privada

Temor al desagüe del arrozal

El agua que se arroja al lago antes de la cosecha arrastra gran cantidad de productos químicos...

El ayuntamiento inspecciona el refugio de Benimàmet por un brote de moquillo

El ayuntamiento inspecciona el refugio de Benimàmet por un brote de moquillo

La protectora Modepran asegura que están en cuarentena con 10 perros afectados, pero el...

La fallera y futura abogada que también levantó su falla al «tombe»

La fallera y futura abogada que también levantó su falla al «tombe»

n ocasiones, el nombramiento de fallera mayor de una comisión depende de un cierto alineamiento...

Auge de los paseos en barca por l´Albufera

Auge de los paseos en barca por l´Albufera

Una treintena de embarcaciones ofrecen recorridos por el lago y cada año crece su número La...