17 de junio de 2017
17.06.2017

El ayuntamiento concluye las obras de reconstrucción del paseo de la Casbah

Los trabajos han costado 505.000 euros y han sido sufragados íntegramente por el consistorio

17.06.2017 | 04:15
El ayuntamiento concluye las obras de reconstrucción del paseo de la Casbah

El Ayuntamiento de València ha terminado las obras de construcción del nuevo paseo de la urbanización la Casbah (El Saler), que quedó arrasado por los temporales del pasado invierno. El coste de la obra, asumida íntegramente por el consistorio, ha superado el medio millón de euros. La Demarcación de Costas, por su parte, se ha encargado de la regeneración del litoral del sur de la capital.

Situada en primera línea de playa y rodeada del parque natural de la Devesa, la Casbah ha sido en numeros
as ocasiones víctima de las embestidas del mar. Especialmente duro fue el pasado invierno, cuando los sucesivos temporales destruyeron completamente el pequeño paseo marítimo que separa las casas de la arena y pusieron a sus vecinos en peligro.

Eso requirió de una actuación urgente, y ante la negativa de la Demarcación de Costas a asumir el coste de la misma, tuvo que ser el ayuntamiento el que tomara la iniciativa, proyectando una escollera que fuera capaz de resistir el empuje del mar y un pequeño paseo sobre la misma que cumpliera las funciones del que había hasta ahora. Más estrecho, eso sí.

Las obras comenzaron en el mes de marzo y ahora, tres meses y medio después, ya están completamente terminadas, con los accesos listos para ser utilizados por los vecinos, que justo en estas fechas comienzan la temporada de verano.

El coste de los trabajos, para los que se habían proyectado inicialmente 600.000 euros, ha sido finalmente de 505.000, todo costeado por las arcas municipales.

Costas queda fuera

La Demarcación de Costas quedó fuera del proyecto alegando que estos trabajos no son de su competencia, como dijo en su día la directora general de Costas del Ministerio de Medio Ambiente, Raquel Orts.

La Demarcación de Costas, no obstante, sí dio la autorización para que el consistorio realizara las obras, pues entendía que «había que evitar accidentes y molestias a los usuarios de la playa» y, por tanto, que las obras eran «necesarias» más allá de que se realizaran dentro del dominio marítimo terrestre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook