19 de junio de 2017
19.06.2017

Una reina, un ángel y dos falleras

Raquel Alario y Clara Parejo se convierten en personajes bíblicos y en una de las atracciones de la Procesión del Corpus

19.06.2017 | 04:15
Una reina, un ángel y dos falleras

Todo, o casi todo lo que toca una fallera mayor de València lo convierte en oro. La procesión del Corpus, también. Y cuando aparecen en la misma, el cargo fallero supera en el imaginario al bíblico. No son la Reina de Saba y un Ángel. Son las falleras de turno. Una costumbre que tiene casi tantos años como la propia reactivación de la fiesta. Por entonces, Josechu Rey de Arteaga, que compaginaba quehaceres corpusianos con los falleros y que siempre apostó por las bondades del falleramayorismo, incorporó a la reina de la fiesta muy pronto para interpretar a Esther. Después, la fallera de turno fue promocionada a un papel aún más conocido, el de la Reina de Saba, mientras que, dentro del proceso de igualar en privilegios a las niñas, también se le dio un papel en la procesión.

Raquel Alario y Clara Parejo escribieron su particular episodio. Dentro de años, décadas, su imagen quedará reflejada en el recuerdo. Es un tiempo complicado para ellas, puesto que están a punto de partir a Alicante, con los problemas de logística que esto supone, a lo que hay que añadir, en el caso de la mayor, el viaje inmediatamente posterior a Burgos. Y, por si fuera poco, nada más regresar empieza el largo ciclo de preselecciones, una forma de recordar que todo lo que empieza tiene su fin, ahora que inician el último tercio de mandato.

¿Cómo se transforman dos falleras de paisano en una reina y un ángel? Con habilidad y buenas manos. Afortunadamente, la tradición, la película de Yul Brinner y Gina Lollobrigida y la relajación en el rigor histórico no incide demasiado en que, según muchas fuentes, el reino de Saba estaba en el cuerno de África, con lo que Raquel, ni ninguna de sus antecesoras, tiene que recurrir a tiznarse la cara. A la fallera mayor la habían cazado en la cabalgata del Convite. «Cuando ya había acabado, he oído que hablaban de la fallera mayor y me han lanzado un chorro de agua». Su traje es recargado, seguramente demasiado y se remata con una capa que, con más de 30 grados de temperatura, era un simulacro de sauna. Aún así, el resultado es espectacular a la vista. Clara tiene más suerte: su vestido es mucho más ligero e incluso las alas se ponen sin demasiado problema.
Mucho más largo ha sido el proceso de peinado. Carles Ruiz, que es este año el peluquero de ambas en cuestiones falleras, se afana con las creaciones. A Clara, rizarle el pelo y afianzar una coronita de rosas y paniculata para que no se le caiga en toda el día. A Raquel le da volumen y remata la parte de atrás con un recogido. «Es tratar de hacer peinados de época para que combinen bien con las coronas y adornos y, a la vez, a dos jóvenes actuales».

La transformación se completa. La vicepresidenta Inma Guerrero las lleva hasta el lugar de concentración. Se cruzan con otros personajes y con los curiosos, tanto los ajenos como los que, con coronas y ropajes extraños, no tardan ni un segundo: «son las falleras mayores». Como siempre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Juegos de agua y teatro para los mayores
Juegos de agua y teatro para los mayores

Juegos de agua y teatro para los mayores

Los Centros de Día municipales celebran sus fiestas de verano cargadas de actividades

València se alía con la Generalitat para garantizar las ayudas frente al copago

València se alía con la Generalitat para garantizar las ayudas frente al copago

Sandra Gómez, presentará una moción el jueves para exigir a Rajoy «que abandone su deriva de...

EU pide que en Benimaclet no haya urbanismo «depredador»

Esquerra Unida ha mostrado su preocupación por el PAI de Benimaclet y emplaza al ayuntamiento a...

Sarrià recuerda que el pozo de Benifaraig no abastecía a los vecinos desde hace años

La CHJ ha bloqueado el uso de sus aguas debido a que la presencia de nitratos excede los...

Un bazar en plena Milla de Oro

Un bazar en plena Milla de Oro

La bajada de los alquileres de esta zona de la ciudad, en declive desde 2007, propicia un nuevo...

Pont de Fusta cumple 125 años

Pont de Fusta cumple 125 años

La estación diseñada por el arquitecto Joaquín María Belda llegó a recibir 60.000 viajeros diarios...