20 de junio de 2017
20.06.2017

Proponen una zona verde que integre ciudad y huerta en el PAI Benimaclet Este

La iniciativa de los vecinos, asumida por el ayuntamiento, prevé la eliminación de viales, la creación de huertos urbanos y la concentración de las 1.300 viviendas en los extremos

20.06.2017 | 08:43
Proponen una zona verde que integre ciudad y huerta en el PAI Benimaclet Este

El Ayuntamiento de València ha hecho suya una propuesta de la Asociación de Vecinos de Benimaclet para convertir el PAI de Benimaclet Este en una zona verde que integre la ciudad y la huerta. Para ello, se suspende la creación de nuevos viales, se mantienen los huertos urbanos y se amplía la zona verde, y las 1.300 viviendas previstas en estos terrenos de titularidad privada se concentran en los extremos ampliando las torres hasta las 25 alturas.

El PAI de Benimaclet Este es uno de los más viejos de la ciudad, pues lleva en marcha desde 1994, y la previsión era construir 1.300 viviendas a lo largo de la Ronda Norte. No obstante, la crisis primero y luego los problemas judiciales entre el banco propietario de los terrenos y el agente urbanizador, lo mantienen paralizado, utilizado provisionalmente por los vecinos con huertos urbanos.

Siguiendo esa línea, pues, la Asociación de Vecinos ha hecho un proceso participativo que ha concluido con un proyecto que el ayuntamiento ha hecho suyo y que fue presentado ayer con presencia del alcalde, Joan Ribó, y los rectores de la Universitat de València, Esteban Morcillo, y de la Universidad Politécnica, Francisco Mora.

Según explicó Arturo Sanz, líder del grupo de profesionales que ha hecho el proyecto, su propuesta empieza por suspender la creación de nuevos viales, incluida la ampliación de la Avenida de Valladolid. Eso liberará una gran extensión de terreno que, manteniendo siempre la cota de la huerta, se destinaría a zonas verdes, huertos urbanos y equipamientos abiertos, «de los que no tienen vallas y horario», dijo.
Las viviendas, por su parte, se concentrarían en los dos extremos, ordenando las alturas de menor a mayor para facilitar la transición con la zona verde. Eso sí, la edificabilidad habrá que mantenerla, por lo que las torres de los extremos podrían llegar a las 20 o 25 alturas, dijo Sanz.
Finalmente, se recuperarían caminos y acequias para conectar el PAI con la huerta que hay al otro lado de la Ronda Norte. La idea general es que la ciudad y la huerta pueden integrarse a este lado de esa gran vía de tráfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

El Orgullo baja el arcoiris a València

La marcha por las calles de la ciudad reivindica los derechos LGTBi en un mundo libre y sin miedo

Ronqueo de atún rojo de almadraba en El Corte Inglés

Ronqueo de atún rojo de almadraba en El Corte Inglés

Con un corte manual se extraen las distintas partes aprovechables del atún tanto para su consumo...

Crece un 89% la basura por la Noche de San Juan y un 28% las intoxicaciones etílicas

Los servicios de limpieza recogen 34 toneladas de residuos mientras que Cruz Roja evacua a cuatro...

Promesas y final de curso en la playa

El epicentro de Sant Joan se desplaza hasta la fachada marítima en encuentros familiares y de...

Un horno salvado por tres emprendedoras

Un horno salvado por tres emprendedoras

En este negocio ofrece además de los productos de panadería, comidas preparadas caseras, así como...

Camí Reial exige un plan integral para el suelo liberado por las vías del tren

Camí Reial exige un plan integral para el suelo liberado por las vías del tren

La coordinadora del barrio denuncia el abandono de la denominada «cola» del Parque Central y...