20 de septiembre de 2017
20.09.2017

Los vecinos cuestionan el rascacielos de la Marina y piden un debate

La asociación de vecinos de Natzaret duda de que el emplazamiento junto al histórico edificio del Reloj en la dársena sea el mejor emplazamiento para un hotel - Los vecinos reclaman un estudio que avale la existencia de demanda para el establecimiento

20.09.2017 | 07:59
Los vecinos cuestionan el rascacielos de la Marina y piden un debate

Los barrios vecinos de la Marina de València que aglutina la plataforma «El litoral per al poble» no terminan de ver con buenos ojos el hotel de hasta 30 alturas proyectado por el Consorcio València 2007 en la Marina de València, en una parcela que actualmente funciona como aparcamiento a espaldas de la antigua estación marítima. La Asociación de Vecinos de Natzaret reclamó ayer al Ayuntamiento de València y al Consorcio que se abra un debate sobre la conveniencia de este hotel y de su emplazamiento en la marina, junto al histórico edificio del Reloj.
El portavoz de la Asociación de Natzaret, Julio Moltó, asegura que si finalmente el Gobierno condona la deuda a la marina, la necesidad de generar ingresos no será tan acuciante. Los vecinos piden igualmente que se hagan públicos los estudios de demanda que justifiquen la construcción de otro hotel en la ciudad.

Las reticencias de los vecinos de Natzaret se suman a las de los socios de València en Comú en el Govern de la Nau que no ven prioritaria la ejecución del hotel que, además, tiene que licitar y promover el ayuntamiento, algo totalmente inusual. Este debate lleva tiempo abierto en Málaga donde un grupo inversor catarí promueve un hotel rascacielos en el dique de Levante del puerto con la aquiescencia de la Autoridad Portuaria, la Junta de Andalucía y hasta el el Ministerio de Fomento, según ha publicado La Opinión de Málaga. Ecologistas, vecinos, instituaciones académicas y arquitectos se oponen a la construcción del hotel-rascacielos que cambiará el urbanismo y el paisaje del frente marítimo malagueño y reclaman una evaluación ambiental estratégica y un proceso de participación ciudadana.

Los ecologistas de Málaga han presentado una batería de alegaciones al proyecto, actualmente en exposición pública, en las que advierten de que la Ley de Puertos, que prohibe los usos residenciales en los terrenos portuarios, no ampara tampoco la construcción de un hotel, que solo se justifica en dicha normativa en base al interés general, y añaden que este tipo de construcción entra en contradicción con las recomendaciones urbanísticas de adaptación al cambio climático.

La Real Academia de San Telmo de Málaga se ha pronunciado en contra de la torre y el Colegio de Arquitectos ha realizado una encuesta entre sus asociados para recabar su opinión sobre el polémico proyecto, asociado a la construcción de un casino y sobre el que hay opiniones encontradas, según ha publicado El Confidencial.El grupo Al Bidda es el promotor del proyecto Hotel Suites Málaga Port, que constará de 350 habitaciones, un 'spa' y un centro de conferencias y dará empleo en el primer año de funcionamiento a 350 personas.

El hotel-rascacielos de la marina de València, apoyado por el alcalde de Compromís y sus socios del PSPV en el tripartito como elemento dinamizador de la zona, dará empleo, según los cálculos del Consorcio València 2007 a 600 personas y generará unos ingresos por IBI y canon cercano al medio millón de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook