01 de octubre de 2017
01.10.2017
Accidente de tráfico

El atropello de una conocida vecina conmociona Natzaret

La mujer que fue arrastrada el pasado viernes por el autobús de la EMT trabajó en un centro de día de menores - Mercedes Grueso estaba casada, tenía tres hijos, seis nietos y era asidua del centro de mayores

01.10.2017 | 15:59
Gran cantidad de vecinos se acercaron al lugar de los hechos, delante de un colegio.

Natzaret seguía ayer conmocionado por el atropello el pasado viernes de una jubilada, vecina del barrio, por un autobús de la EMT. Ayer, la gente seguía hablando del suceso y recordaban a la fallecida, Mercedes Grueso, de 68 años, ya que era bastante conocida, entre otras cosas, porque había trabajado como trabajadora en el centro de día de menores San Vicente de Paul, ubicado en la calle Francisco Falcons.

La fallecida, además, estaba casada, tenía tres hijos y también seis nietos, y era una usuaria bastante habitual del centro Especializado de Atención a Mayores (CEAM), que está ubicado en la misma calle Parc de Natzaret donde fue el accidente y donde, por cierto, residía Mercedes. Fuentes cercanas a la familia indicaron ayer que estaban muy afectados y que no querían pronunciarse sobre lo sucedido. No obstante, un amigo de la familia sí indicó a Levante-EMV que era «una mujer que todo el mundo quería y que siempre se portó muy bien con todos».

Según algunos testigos, como el portavoz de la Asociación de Vecinos, la presencia de una furgoneta mal estacionada sobre el paso de peatones propició que la fallecida no viera llegar al bus en el momento de disponerse a cruzar. No obstante, fuentes de la Policía Local indican que la furgoneta estaba allí, pero bien estacionada. Es decir, justo delante del paso de cebra, aunque, aún así, sería posible que redujera la visibilidad debido a las grandes dimensiones que tenía.

La cuestión es que la mujer se dispuso a cruzar justo en el momento en el que estaba pasando el autobús. Consecuentemente, se estampó con él a la altura de la primera puerta y fue arrollada por la rueda delantera derecha, quedando atrapada debajo del autocar. El conductor, que no se percató de ello, condujo unos 15 metros más, hasta el siguiente paso de cebra, y se paró por los gritos de un vecino. Desde la EMT indicaban ayer que ya se han puesto a disposición los servicios médicos y psicológicos para que logre superar este trágico incidente.

El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde se le practicó la pertinente autopsia. Y de ahí se llevó al tanatorio de Serrería, de donde saldrá hoy hacia el funeral que tendrá lugar a las 10.00 horas en la parroquia Nuestra Señora de los Desamparados. La iglesia está situada a escasos metros de donde se produjo el atropello.

Reunión por más seguridad

Mientras tanto, desde la Asociación de Vecinos indicaban ayer que en los próximos días tendrán una reunión para reflexionar sobre la seguridad vial en el barrio. Y expondrán sus quejas y peticiones al concejal de movilidad, Giuseppe Grezzi, en la reunión que tendrán el 12 de octubre. La cita ya estaba prevista y en ella se iban a tratar temas sobre la EMT como el cambio de algunas paradas para mejorar la fluidez del tráfico y también, la seguridad. Precisamente la línea 4, la del bus contra el que chocó la señora, fue una de las que modificaron parte de su trazado el pasado mes de julio, saliendo por fuera de la dársena, para disminuir el tiempo a bordo del autobús.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook