13 de octubre de 2017
13.10.2017

El PP teme que los vecinos que adopten alcorques acaben dañando árboles

13.10.2017 | 01:02

La concejala del Grupo Popular, Lourdes Bernal, considera «una irresponsabilidad y un despropósito» la campaña emprendida por la concejalía de Medio Ambiente para que los vecinos adopten uno de los más de 60.000 alcorques que hay en la ciudad. Según manifestó Bernal, «es inadmisible que el alcalde Joan Ribo y su concejala del tripartito, Pilar Soriano, se desentiendan de su responsabilidad del cuidado de los alcorques para que sean los vecinos los que se encarguen de su mantenimiento y limpieza».

«Esta campaña –prosiguió– supone también el riesgo de que las personas que adopten los alcorques hagan agujeros para plantar flores o plantas, o que rieguen en exceso, sin ningún tipo de supervisión de los técnicos municipales de jardines, y que esto acabe dañando los árboles».

Bernal recordó que durante los gobiernos municipales del Partido Popular se puso en marcha una campaña para adoptar un árbol monumental, «que nada tiene que ver con esta iniciativa del tripartito, porque nosotros lo hicimos sin dejar de atender ninguna de las obligaciones que tiene el Ayuntamiento para mantener limpios los alcorques, mientras que ahora, después de dejarlos llenos de hierbajos, quieren que sean los vecinos quienes se encarguen de esta responsabilidad», denunció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook