06 de noviembre de 2017
06.11.2017

Expertos alertan de que ampliar la V-21 creará un «efecto llamada» del tráfico

Un informe de la ingeniera civil y especialista en tránsito, Nel·la Saborit, desaconseja la ampliación de la autovía al aumentar los camiones - Cree que la conexión con Alboraia generaría más colapso en la ciudad

05.11.2017 | 23:53
La V-21, en su salida de acceso hacia Alboraia.

La ampliación de la V-21 ha creado mucha polémica entre los vecinos de las localidades implicadas y demás colectivos guardianes de la huerta. Ahora un informe de la ingeniera civil Nel·la Saborit, especialista en urbanismo, movilidad y tránsito, secunda este rechazo de aumentar a tres carriles el acceso norte a la ciudad de València.

El escrito titulado «Informe alrededor del proyecto de ampliación y reordenación de enlaces de la carretera V-21 a su tramo final» ve innecesaria la ampliación de un tercer carril en la vía antes citada. Además, también rechaza la posibilidad de construir un nuevo enlace en la autopista porque convertiría al actual bulevar paralelo a la playa de la Patacona, CV-311 y C. de la Serra d'Aitana, en una vía de entrada de alta capacidad para vehículos privados a València.

Entre los argumentos que Saborit destaca se encuentra el poco tráfico de la zona. Un aumento con otro carril provocaría un «efecto llamada» para los vehículos que habitualmente no frecuentan esta carretera o para los usuarios que por comodidad cogen el transporte público. Esta ampliación haría que en tres meses la vía estuviera en la situación actual.

Otro de los argumentos con los que se defiende el informe es que habría un aumento de vehículos pesados y por tanto una subida en la contaminación atmosférica y acústica, por lo que sería incompatible con una calidad de vida aceptable para los vecinos de los barrios afectados por el tránsito de esta carretera.

Asimismo, el enlace con la CV-311 también sería «incompatible», ya que este camino discurre por dentro de un entorno urbano, el de Alboraia, siendo de un tránsito con baja capacidad, pasaría a convertirse un tráfico de alta capacidad procedente de la V-21. En consecuencia habría un aumento en los sonidos, la velocidad y la congestión, sobretodo en hora punta, haciendo este acceso incompatible con los vecinos y vecinas del municipio.

Entre las soluciones que Saborit aporta en su informe pone en valor una mejor gestión del tránsito, sobre todo en las vías de alta capacidad de acceso a València.

Para ello, la ingeniera civil ofrece unas medidas que mejorarían este aspecto. La implantación de una velocidad variable mediante la armonización de la misma y la implantación de sistemas de control de velocidad.

También habría que gestionar y restringir los aparcamientos de destino (dentro de la ciudad). Por último, mejorar las conexiones entre transporte público por delante de los vehículos privados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Los mercados regalan delantales y fomentan la buena alimentación

Los mercados regalan delantales y fomentan la buena alimentación

La campaña se enmarca en el año de València, capital de la alimentación

Ciudadanos denuncia retrasos de tres meses en las ayudas del cheque escolar

El portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, ha denunciado que...

Un estudio concluye que hay exceso de velocidad y poco respeto a las señales

Un estudio concluye que hay exceso de velocidad y poco respeto a las señales

La Concejalía de Movilidad Sostenible está elaborando un informe, que finalizará en diciembre,...

Miguel Soler, el pioner del catch

Miguel Soler, el pioner del catch

El 1917, Soler lluità contra el campió del món del pes pesant de boxa ?Als combats de catch hi...

Otra València visigoda al descubierto

Otra València visigoda al descubierto

Los arqueólogos localizan restos de calles, viviendas y edificios monumentales que reinterpretan...