07 de noviembre de 2017
07.11.2017
Equipamientos

Más juegos y zona para perros en el Jardín de Carolina Álvarez

El ayuntamiento destina un presupuesto de 55.745,09 euros para la remodelación de la zona verde

07.11.2017 | 17:08
Más juegos y zona para perros en el Jardín de Carolina Álvarez

La concejala de Parques y Jardines del Ayuntamiento de València, Pilar Soriano, ha dado a conocer que, después de mes y medio de trabajo, la remodelación del parque de la calle Carolina Álvarez, entre las calles Trafalgar y Dama de Elche, ya es una realidad. En total se ha destinado un presupuesto de 55.745,09 euros. El parque del barrio de la Creu del Grau (Camins al Grau) alberga una superficie de 340,14 m2.

Tal y como ha explicado la concejala Soriano "el jardín existente reclamaba dos necesidades básicas: la primera, el cambio del juego infantil existente debido a su deterioro y la escasa variedad para el recreo infantil; la segunda, situar, diseñar y rodear una zona de esparcimiento canino para evitar el deterioro del resto del jardín".

En el primer objetivo, el diseño de la nueva zona infantil, se rediseña la zona pavimentada con caucho, siguiendo una geometría mucho más cercana a la trama existente en el resto del parque.

También se renuevan los juegos, proponiendo más variedad, con un mayor número de juegos. Así, se incorpora un multijuego que cuenta con un tobogán y trepadora, un muelle, un columpio adaptado a personas con movilidad reducida y mesas de juegos como el ajedrez o el parchís que ofrecen otro enfoque en el parque, no sólo para que los niños desarrollan el ejercicio físico, sino también para que desarrollen sus capacidades intelectuales, facilitando la integración. En relación a la vegetación, se mantiene la existente debido a su buen estado y dimensión.

NUEVA ZONA DE SOCIALIZACIÓN PARA PERROS

La zona de socialización para perros, se encuentra acotada en uno de los macizos vegetales existentes. Con forma triangular y acceso directo desde el vial, se sitúa en una cota superior al resto del parque, permitiendo una separación mayor, tanto visual como física, con la zona de juegos infantiles, "así hay una mayor seguridad y salubridad", ha dicho Soriano.

Además, se ha instalado una valla que, reforzada por una barrera de vegetación arbustiva entre las dos zonas, reduce el impacto visual de esta valla. Se han dispuesto diferentes bancos y una fuente bebedero para los animales, además de un pavimento de tierra de mortero que cuenta con un sistema de riego por aspersión por toda la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook