12 de enero de 2018
12.01.2018

La DGT instala el primer radar de tramo en la CV-500

Los vecinos del Perellonet expresan su «profundo malestar» por el dispositivo «porque perjudica fundamentalmente a los residentes»

12.01.2018 | 13:59
La DGT instala el primer radar de tramo en la CV-500

La Dirección General de Tráfico ha atendido una petición cursada por el Ayuntamiento de València —y tramitada por la Conselleria d'Habitatge, Obres Públiques i Vertebració del Territori— y ha procedido a instalar el primer radar de tramo en la CV-500, entre la urbanización Les Gavines y la Gola del Perellonet. El sistema de videovigilancia aún no ha entrado en funcionamiento –ya que todavía no se ha señalizado–, pero los vecinos del Perellonet, principalmente, ya han expresado su «profundo malestar» por la instalación de las cámaras, ya que consideran que perjudica fundamentalmente «a los vecinos del Perellonet y El Perelló».

Esta medida forma parte del plan de pacificación de la CV-500, con soluciones que han reclamado durante años los vecinos del Saler y también los técnicos del Parque Natural de l´Albufera para salvaguardar la fauna del lago, ya que es una de las carreteras con mayor número de atropellos de patos, jinetas, murciélagos, rapaces, jabalís o zorros.

En ese sentido, desde Conselleria procedieron a limitar toda la carretera CV-500, desde El Saler hasta El Perellonet, a 60 km/h (antes estaba a 80 km/h), y además prohibieron los adelantamientos en todo el largo tramos pintando una línea continua. El Ayuntamiento por su parte dotó de semáforos y pasos de cebra la Avinguda de les Gavines del Perellonet para el correcto funcionamiento del servicio de la EMT y para garantizar la seguridad de los peatones.

Ahora, en un nuevo paso, la DGT ha procedido a instalar un radar de tramo limitado a 60 km/h entre la urbanización de Les Gavines del Saler y la Gola del Perellonet, aunque se desconoce si funcionará en ambos sentidos de la marcha, ya que de momento no existe señalización que advierta de la presencia de las cámaras.

Desde la Asociación de Vecinos del Perellonet, su presidente, Luis Zorrilla, considera que los habitantes de este pueblo de València y los del Perelló, serán los más perjudicados por la medida. «Nosotros somos los que necesariamente pasamos por ambos puntos de control cada día, por lo que habrá que estar muy atentos a las posibles sanciones. Nos obligan a estar muy pendientes del velocímetro, cuando ya dijimos que era un sinsentido limitar toda la carretera a 60 km/h cuando no había ningún problema en que fuera de 80 km/h. Al final están castigando siempre a los mismos, a los vecinos del Perellonet», considera Zorrilla.

Por otra parte, los vecinos del Saler siguen reclamando el radar donde siempre lo han pedido, es decir, en el tramo de la CV-500 que discurre junto al puerto de la localidad. Hace unos meses se produjo un grave choque frontal en esta zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook