08 de febrero de 2018
08.02.2018
Patrimonio

Rehabilitan la valla de Viveros tras meses destrozada por un accidente

El ayuntamiento invierte 9.700 euros en la reparación de la verja ochocentista

08.02.2018 | 17:05
Rehabilitan la valla de Viveros tras meses destrozada por un accidente

Los Jardines del Real ya disponen de nuevo del vallado ochocentista en su integridad, después del proceso de reparación a que ha sido sometido para recuperarlo de los daños sufridos meses atrás como consecuencia de un accidente automovilístico. El coste total de los trabajos de reparación ha ascendido a 9.700 euros.

La concejala de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de València, Glòria Tello, ha mostrado su satisfacción por la recuperación y reinstalación del tramo del vallado que resultó dañado tras recibir el impacto de un vehículo que colisionó contra la verja. Se trata de una reja ochocentista de hierro fundido, que rodea en la actualidad el jardín de Viveros. Tal como ha recordado Tello, "es una pieza histórica y artística que fue proyectada a mitad del siglo XIX", aunque su destino original no fueran los Jardines del Real.

En efecto, en el año 1859 la valla sirvió para delimitar la Glorieta, y con esta utilidad permaneció durante 66 años, hasta 1925, momento en que se acometió la remodelación del jardín. Unos años después, en 1932, se recuperó la valla como cerramiento del jardín de Viveros.

El accidente acaecido meses atrás ocasionó numerosos desperfectos en la pieza que generaron importantes daños en la pilastra izquierda de la puerta principal, en la propia puerta y en la columna que la sostiene, así como en las rejas y las pilastras de la valla colindante. La empresa encargada de los trabajos de reparación, Construcciones Nebot Adelantado S.L, ha acometido la reposición de la pilastra principal en su lugar original, ya que debido al fuerte golpe que recibió quedó desplomada y desencajada. Una vez saneada la fractura, se han realizado cosidos con varillas de fibra de vidrio y resina epoxi para asegurar su estabilidad y cohesión, acción que también se ha realizado con los cosidos de las pilastras.

En cuanto a la pilastra volcada, los trabajos de reparación han consistido en protegerla con una ´camisa´ de geotextil, mientras que de las que quedaron en pie, se han saneado las grietas de la base, que han sido rejuntadas con mortero. Los trabajos han concluido con la reposición también con mortero de los ladrillos macizos desencajados por el golpe, así como rejuntarlos y limpiarlos, para proceder a la reconstrucción del murete destruido por el accidente.

La concejala de Cultura, Glòria Tello, ha recordado que en València "son muchos los elementos artísticos que tienen un gran valor histórico", y ha reiterado "la voluntad del Govern de la Nau de hacer lo máximo posible para recuperar aquellos que han sido objeto de abandono o desperfectos, así como trabajar para mantenerlos en condiciones y ponerlos en valor".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook