13 de febrero de 2018
13.02.2018

El derribo de un lavadero libera un solar edificable en el Parque Central para Sareb

El ayuntamiento se prepara para el desalojo forzoso del concesionario que impide acabar el parque

13.02.2018 | 04:15
El derribo de un lavadero libera un solar edificable en el Parque Central para Sareb

La ejecución de la primera fase del Parque Central, que arrancó en mayo de 2015, avanza a destajo tras sortear numerosas trabas, entre ellas la negativa del dueño de un concesionario de coches (Juan Giner Ballester) a desocupar una parcela incluida en el ámbito. El el Ayuntamiento de València le ha dado de plazo hasta el próximo viernes para desalojar la parcela que ocupa con un negocio de coches de segunda mano. De no desalojar, el ayuntamiento solicitará al juez autorización para desalojar al empresario, cargando el coste de la retirada de los vehículos, algunos ubicados en una azotea al empresario. El Govern de la Nau mantiene la fecha para inaugurarlo en el primer trimestre de este año y la cuenta atrás ha comenzado.

Además de avanzar en la instalación de los distintos pavimentos, de las pérgolas y elementos de sombra y el mobiliario urbano, las fuentes y los árboles y arbustos que darán forma a este parque de diseño, en el ámbito también se se avanza en el derribo de las construcciones que ocupan el suelo residencial lucrativo. Es el caso del lavadero de coches que había en la esquina de la calle Filipinas, donde va una torre residencial.
La demolición del lavadero, que la Sociedad Parque Central asume como coste, ha dejado libre y lista para edificar una parcela de casi 1.700 metros cuadrados y 16.850 m2 de techo, valorada en 8,5 millones de euros. Una interesante pastilla de suelo que en la reparcelación ha quedado en manos privadas, en concreto, de Parque Central Agente Urbanizador, una sociedad limitada creada por Bankia en 2001 junto con varios promotores como Salvador Vila y Enrique Ballester (Guadalmedina) para tomar posiciones en el negocio del Parque Central. El suelo estaría ahora en manos en su mayor parte de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb).
Junto a la parcela del lavadero hay otra pastilla más pequeña (303 m2) con 4.253 m2 de techo, valorado en algo más de dos millones de euros y cuyo mayor propietario es Juan Giner Ballester, el dueño del concesionario. Entre los propietarios privados también está la familia Trénor, si bien la mayor parte del suelo lucrativo es propiedad de Adif, dependiente del Ministerio de Fomento. El Ayuntamiento de València y la Sociedad València Parque Central también tienen suelo. La subasta del suelo se espera para esta año con el jardín (ejecutado al 40%) como reclamo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook