21 de marzo de 2018
21.03.2018
Inseguridad

Psicosis en Algirós y Camins al Grau por un individuo que merodea a los niños

Varios falleros aseguran haber visto al hombre que supuestamente acosaba a menores y que uno de los días apareció disfrazado de payaso

21.03.2018 | 09:14
Psicosis en Algirós y Camins al Grau por un individuo que merodea a los niños

Las Fallas de este año han dejado cierta sensación de inseguridad en algunas comisiones de los distritos de Algirós y Camins al Grau por la presencia de un hombre que merodeaba las carpas y supuestamente acosó a varios menores.

La Policía Nacional, tras realizar las pertinentes pesquisas en las inmediaciones de la carpa de Duque de Gaeta-Pobla de Farnals, descartó realizar ninguna detención ante la falta de pruebas, siempre según la versión de los falleros. Policía Nacional y Policía Local, conscientes del clima de inseguridad que se ha generado en la zona, están coordinadas en las actuaciones y han extremado la vigilancia.

La foto del presunto acosador se difundió por las redes sociales y fue compartida por más de 3.500 personas. Según explicaron a este periódico miembros de una de las comisiones, esta persona ha sido vista más de una vez por los barrios de Albors, Ayora (Camins al Grau) o l'Amistad (Algirós), donde se ubican varias fallas en las que, según explican, han llegado a observar la presencia de un individuo que rondaba a los menores.

El primer episodio preocupante para los padres de muchos niños sucedió el pasado 13 de marzo en Duque de Gaeta, cuando esta persona apareció disfrazada de payaso durante la celebración de juegos hinchables que se hacían en la calle. Estuvo merodeando la zona y supuestamente llegó a ofrecer caramelos a los pequeños que, desconfiados, los rechazaron.

La voz de alarma saltó, sin embargo, tres días después. De nuevo en Duque de Gaeta apareció una persona que llamó por su nombre a una niña de ocho años y la «invitó» a marcharse con él. Asustada, entró corriendo a la carpa ante la presencia de este individuo, que desapareció del lugar. Algunos menores explicaron que era la misma persona que el día 13 había aparecido vestida de payaso.

La angustia de los padres se prolongó al día siguiente, 17 de marzo. Al parecer, el mismo individuo acudió de nuevo a Duque de Gaeta con una bicicleta. Fue rápidamente identificado y avisaron a la seguridad de la falla, que consiguió retenerle. Según la versión de algunos padres, el individuo dijo que estaba «arreglando la bicicleta», pero ante las sospechas avisaron a la Policía Nacional.

Siempre según fuentes de algunos miembros de la falla, los agentes identificaron a este individuo pero no lo detuvieron al no reunir pruebas de que estuviera teniendo un comportamiento delictivo. Entre las versiones que circular, una afirma que el hombre llevaba un espray pimienta. Miembros de otras comisiones aseguran que lo vieron merodeando a los niños en Manuel Candela-Beatriz Tortosa o en Rodríguez de Cepeda. Ni los padres de la niña acosada ni la Falla Duque de Gaeta han querido denunciar lo sucedido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook