22 de marzo de 2018
22.03.2018
Proyecto

La nueva plaza de la Reina será peatonal, tendrá 120 árboles y grandes toldos

La remodelación, con un coste de 10 millones, busca eliminar el tráfico y "ganar espacio para el peatón"

22.03.2018 | 19:28
La nueva plaza de la Reina será peatonal, tendrá 120 árboles y grandes toldos
Figuración de la futura Plaza de la Reina.

Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad en el Ayuntamiento de València, ha presentado esta mañana el proyecto de la nueva plaza de la Reina, que será peatonal y más verde. El diseño es obra del arquitecto José María Tomás y su objetivo es "limpiar la plaza de tráfico y ganar espacio para el peatón".

La remodelación tendrá un coste de 10 millones de euros que incluye la rehabilitación del aparcamiento subterráneo, cuya rampa de entrada y salida se traslada a un lateral de la plaza en vez de ocupar, como ahora, parte del centro. 

La nueva plaza de la Reina contará con 120 árboles, además de con un nuevo sistema de grandes toldos que ofrecerá espacios de sombra en gran parte de la plaza. 

Las obras tendrán un coste cercano a los 10 millones de euros, en concreto, 4,4 millones correspondientes a la remodelación del parking y 5,5 millones para la intervención sobre la plaza, como ha apuntado el responsable municipal. Guiseppe Grezzi ha indicado que el plazo de ejecución de los trabajos será de entre doce y catorce meses a partir de su inicio.

El edil ha descartado por el momento dar fecha para el comienzo de las obras y ha explicado que tras la presentación del proyecto por parte de la UTE que lo ha redactado a la Concejalía de Movilidad Sostenible, este pasará a la Junta de Gobierno Local para su aprobación y se trasladará "a todos los servicios municipales implicados" --alumbrado, jardines y ciclo integral del agua, entre todos-- para que lo analicen y den su visto bueno.

Grezzi ha precisado que tras ello se iniciará el proceso de licitación. "Cuando empiece la licitación ya podremos hacer una estimación. No puedo dar plazo de obras" antes, ha expuesto el concejal.

El edil ha agradecido a los redactores del proyecto de reforma que hayan "adaptado a las condiciones climáticas" el diseño de la futura Plaza de la Reina, con "elementos y vegetación para crear espacios cómodos y amables" en cualquier época del año. Ha resaltado los sistemas de pulverización de agua incluidos para reducir el efecto de las altas temperaturas y los toldos desmontables y "con distintas posibilidades de posición" previstos en la zona próxima a la Catedral donde se ubican mercadillos como el de la 'escuraeta'.

Del mismo modo, ha valorado que "se ha tenido en cuenta todas las cuestiones relacionadas con la movilidad", tanto "la accesibilidad para los vecinos de la zona a aparcamientos" como los de la calle Corregeria, como para el transporte público --no ha precisado dónde se ubicarán las paradas de bus ni qué líneas llegarán y ha dicho que se darán a conocer "más adelante" porque la EMT trabaja en ello--, el servicio de taxis --con parada en la calle del Mar-- y la carga y descarga y la recogida de residuos --con "recorridos marcados y fijos" que también seguirán los residentes--.

Grezzi ha avanzado que el proyecto de la Plaza de la Reina se extenderá hacia la calle San Vicente y hacia la de La Paz con idea de "conjunto" y para "hacer más atractiva la entrada a la plaza". Como "novedad" ha apuntado también que se crearán "camuflados dentro del pavimento" las "instalaciones eléctricas" necesarias para momentos como la instalación de mercados. El pavimento de todo el entorno será de "un granito de calidad" procedente de una "cantera de Teruel".

"Una plaza desconocida"

José María Tomás, por su parte, ha agradecido la "colaboración" del Ayuntamiento para el desarrollo del proyecto y ha valorado la labor hecha junta a la comisión de participación. Ha considerado que la de la Reina es "una plaza desconocida para la gran mayoría de los ciudadanos porque está llena de obstáculos y muchas piezas que hacen perder la propia escala del espacio" y ha resaltado que se ha apostado por "limpiarla y dejarla libre" de esos elementos.

El arquitecto, que ha repasado los proyectos de remodelación presentados para este enclave desde 1870 y no ejecutados, ha explicado respecto al arbolado que se trasladarán dos de las palmeras existentes ahora, que se conservará el resto de árboles y que se añadirá "un centenar, en general, de hoja caduca" para adapta la plaza a las estaciones del año.

Además, se contará con contenedores soterrados y dos fuentes bebedero. Las terrazas de los locales de hostelería, que "no invadirán la plaza", se mantendrán en los lados. El tráfico que haya en la plaza no se dirigirá en su salida hacia el centro sino hacia el exterior por la calle del Mar. Para evitar colas en superficie al incorporarse al parking --se entrará desde la calle de La Paz-- se establecerán en su interior tres accesos que darán fluidez a la entrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook