04 de abril de 2018
04.04.2018

Un SOS de La Col·lectiva del Cabanyal

La entidad cultural anuncia que abandona el edificio en el que trabajaba porque un fondo israelí ha adquirido la propiedad

04.04.2018 | 04:15
Un SOS de La Col·lectiva del Cabanyal

La Col·lectiva es un espacio situado en la calle Cura Planells del Cabanyal en el que desarrollan su actividad diferentes asociaciones y colectivos del barrio. Sus promotores lo definen como «un lugar de encuentro, un espacio de formación y un territorio de experimentación política y artística». Llevaban trabajando desde noviembre de 2015 en un edificio singular «situado en el corazón del barrio y en medio de la zona de desolación urbana producida por 20 años de políticas municipales degradantes». Sin embargo, ayer anunciaron que la Col·lectiva se ha convertido «en una nueva víctima del tsunami turístico en València». En un comunicado explicaron que los herederos de la familia Meliá, dueños del inmueble, «habían decidido aceptar una oferta de compra, y que ésta provenía de un fondo de inversión israelí, lo que significa que la Col·lectiva dejará de ser un centro social y cultural y será transformada muy probablemente en un lugar de alojamiento para turistas o estudiantes extranjeros de rentas altas». «Lamentamos profundamente esta decisión», señalaron.

La Col·lectiva disfrutaba de la cesión del inmueble para desplegar sus actividades y su cierre significa «la pérdida de un referente social y cultural» en el Cabanyal, y según explican es «el último episodio de un proceso de turistificación y elitización que está sufriendo la ciudad». «Como vecinos y vecinas del barrio, que somos la mayoría de quienes participamos en la Col·lectiva, no somos ajenos a la transformación que está sufriendo el Cabanyal u otros barrios como El Carme o Russafa, que están viendo en los últimos años cómo sus habitantes están siendo desplazados por un modelo de ciudad dominado por la industria del turismo», lamentan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook