06 de abril de 2018
06.04.2018

El consistorio restaura la gran vidriera del vestíbulo, del año 1941

La cristalera original fue destruida en el bombardeo franquista sobre la ciudad del 28 de mayo de 1937

06.04.2018 | 04:15

La concejalía de Gobierno Interior ha iniciado la restauración de la vidriera del vestíbulo de la entrada de la casa consistorial que data de 1941. Este trabajo consiste en una limpieza rigurosa, una restauración de las piezas en el taller y un tratamiento de la retícula estructural mediante la previa retirada de óxido.

Así lo explicó ayer el concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo, que dijo que el Ayuntamiento de València «tiene la obligación de velar por el patrimonio municipal, que es el patrimonio de toda la ciudadanía». «Por eso, a diferencia de lo que ha pasado con el anterior gobierno municipal, el equipo de Joan Ribó se preocupa por planificar y ejecutar aquellas intervenciones necesarias para la recuperación y preservación del patrimonio municipal».

Una empresa especializada en restauración de este tipo de cristaleras ha retirado las piezas y ha colocado una lona sustitutoria para que no haya impacto visual negativo al entrar en el Ayuntamiento, convertido ahora mismo en una de las principales visitas de vecinos y turistas en la ciudad.


Los efectos de la guerra

La claraboya decorativa actual se colocó en 1941 después de que la anterior quedara completamente destruida en el bombardeo franquista que el 28 de mayo de 1937 sufrió València. La actual cristalera artística que ahora será restaurada por el Ayuntamiento fue ejecutada por la casa «Maumejean», de Madrid, según un dibujo de Francisco Mora. De la cristalera existente antes del bombardeo tan sólo queda constancia del dibujo.


30 años sin restaurar

Su valor artístico forma parte del conjunto de las obras realizadas en la fachada el 1925 y principalmente da valor en la zona de la escalera de entrada, como un elemento articulador y conector con la ciudad a través de su gran puerta. En los últimos 30 años no se había llevado a cabo ninguna restauración de sus piezas.

«La restauración y limpieza de esta impresionante cristalera con el escudo de la ciudad de València toma una especial importancia a día de hoy, dado que muchos visitantes la contemplan desde que el actual gobierno abrió las puertas del balcón municipal, y por eso pensamos que hay que conservarla para mostrarla en todo su esplendor», declaró el concejal de Compromís.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook