16 de abril de 2018
16.04.2018
ÚLTIMA HORA
El IPC baja una décima en abril, hasta el 1,1%  /  El PIB español creció un 0,7% en el primer trimestre
Celebración

La comunidad sij se reivindica en València

Centenares de personas llenan de colorido las calles del barrio de L'Hort de Senabre en la festividad principal de este credo

16.04.2018 | 08:59
La comunidad sij se reivindica en València

La comunidad sij de València quiso compartir ayer con los vecinos del barrio de L'Hort de Senabre una de sus festividades más señaladas del año, el Vaisakhi, en la que conmemoran lo que consideran el nacimiento de su credo en 1699 por parte de Gurú Gobind Singh. La celebración tiñó las calles del barrio del colorido propio de la India.

Gurtera Singh, un miembro del templo Gurudwara Sikh Sangat de la calle Santander, explicaba ayer a Levante-EMV la importancia de la festividad para su comunidad: «Hoy conmemoramos que nuestro décimo profeta, Gurú Gobind Singh fundó nuestra religión», dijo. Se refería a la khalsa, o hermandad marcial que institucionalizó al sijismo como estilo de vida.

Frente al templo se reunió durante la mañana un número creciente de fieles sij, reconocibles ellos por sus característicos turbantes –la mayoría de color naranja–, y barbas, y ellas por sus coloridos vestidos. A mediodía comenzó la procesión tras la solemne salida del libro sagrado de los sij, el Gurú Granth Sajib, al que escoltaban varios hombres con sables ceremoniales -– sij tienen una gran tradición militar–. El babaji –responsable espiritual del templo– dirigía entonces la plegaria de los presentes en un silencio solo roto por la letanía de las oraciones.

Poco después comenzaba un alegre y colorista pasacalles en el que se ofrecían dulces y refrescos a los vecinos, que, entre asombrados y curiosos seguían el desarrollo de la procesión desde balcones y bares. Eva y Janete, dos vecinas, acompañaron casi de principio a fin el acto.

Ambas comentaban el «potencial enriquecedor» que le da al barrio acoger tantas culturas distintas –también hay una mezquita musulmana en L'Hort de Senabre–. «Es como tener un trocito de la India en el barrio», aseguraban. También Isabel y Vicente, una pareja residente en la barriada, aseguraba que «es bonito conocer las costumbres de tus vecinos». Tras el pasacalle, varios miembros de la comunidad sij realizaron una exhibición de Gatka, el arte marcial sij por excelencia. Una tradición que esta religión mantiene desde hace 400 años como una de sus señas de identidad.

El sijismo es originario del Punjab, donde tiene en el templo dorado de Amritsar su centro espiritual y es, con unos 25 millones de fieles, la novena religión del mundo.

En la Comunitat Valenciana se calcula que son unos 10.000, la mayor comunidad de España solo por detrás de la de Cataluña. El sijismo es una mezcla del monoteísmo musulmán y la religión hindú, una religión abierta que no conoce de castas ni razas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook