02 de mayo de 2018
02.05.2018
Construcción

Adjudican el primer tramo del gran anillo verde metropolitano

El trazado entre Moncada y Meliana tiene 6,5 kilómetros, costará casi un millón de euros y las obras comenzarán «en los próximos días»

04.05.2018 | 09:04

La Conselleria de Obras Públicas ha adjudicado a Vialterra Infraestructuras las obras para la construcción del primer tramo del Anillo Verde Metropolitano de València, el conocido como «Tramo 6, Moncada-Meliana», por un importe de 908.151 euros. Así lo comunicó ayer el director general de Obras Púbicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, quien también anunció que las obras comenzarán en los próximos días.

El Anillo Verde Metropolitano de València es un corredor circular de más de 52 kilómetros destinado a los peatones y ciclistas, que atravesará las comarcas de l'Horta de València. Esta actuación se incluye dentro del Programa Feder 2014-2020, cuyo capítulo correspondiente a sendas peatonales y carriles bici, a desarrollar por la Generalitat en toda la Comunitat Valenciana, está dotado con 34,8 millones de euros, de los que la Unión Europea financia el 50%.

De esta cantidad, una parte importante se destinará al Anillo Verde Metropolitano de València,que para su materialización práctica se ha dividido en 9 tramos que se irán desarrollando progresivamente.

El primero en ser adjudicado ha sido el tramo 6, que se iniciará en el término municipal de Moncada, discurrirá por los caminos de servicio del Barranco del Palmaret y del Carraixet y bordeará el casco urbano de Vinalesa para dirigirse hacia Meliana, atravesando la huerta de Bonrepós i Mirambell y de Cases de Bárcena. El tramo ahora adjudicado finalizará en la carretera CV-300, en el extremo oeste del término municipal de Meliana, punto de conexión con el futuro «Tramo 7, Meliana-Port Saplaya».

Según explicó Carlos Domingo, este tramo 6 tendrá una longitud total de 6,5 kilómetros y atravesará los municipios de Moncada, Alfara del Patriarca, Vinalesa, Carpesa (València), Bonrepòs i Mirambell, Cases de Bàrcena (València) y Meliana, en los que se va a proceder a la implantación de una vía ciclo-peatonal continua, «aprovechando los caminos rurales existentes y las calles peatonales».

Señalización propia

También se procederá a señalizar todo el itinerario del anillo verde con una señalética de identidad propia. Además, «se incluirán carteles informativos y divulgativos de las características ambientales y culturales de la zona, así como de otros bienes de esta naturaleza próximos al trazado».

Igualmente se sustituirá la barrera tipo bionda de los caminos de servicio de los barrancos de Palmaret y Carraixet por un protector físico más integrado en el medio natural y con características de seguridad adecuadas para el tránsito ciclista.

El departamento que dirige María José Salvador también creará en este tramo del anillo verde áreas de descanso cada 1,5 kilómetros que incluirán carteles informativos de las zonas de interés cercanas al trazado y se regenerarán las zonas degradadas aledañas al itinerario principal.

El director general explicó que las soluciones de firmes adoptadas «apuestan por la sostenibilidad al reciclar in situ los pavimentos actuales, estabilizándolos con cemento, a fin de reducir la generación de polvo y conjugar la durabilidad con una reducida necesidad de mantenimiento».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook