03 de mayo de 2018
03.05.2018
Elección

El Santo Cáliz de la catedral de València tiene nuevo custodio

Juan Miguel Díaz Rodelas, nuevo canónigo celador del Santo Cáliz en la Catedral tras 20 años

04.05.2018 | 09:19
Juan Miguel Díaz Rodelas, nuevo custodio

El Cabildo Metropolitano de la Catedral de Valencia, dentro de la renovación de cargos, ha elegido nuevo canónigo celador del Culto al Santo Cáliz al canónigo Juan Miguel Díaz Rodelas, en sustitución del también canónigo Jaime Sancho Andréu, que ha ejercido esta responsabilidad durante los últimos 20 años.

Juan Miguel Diaz Rodelas nació en 1950 en la localidad tinerfeña de Arico Nuevo y se trasladó a Valencia donde cursó Teología. Recibió la ordenación sacerdotal en la localidad valenciana de Ontinyent en 1976 y es doctor en Ciencias Bíblicas desde 1993. Además, es profesor de la Facultad de Teología de Valencia, así como del Pontificio Instituto Juan Pablo II y del Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas. Igualmente, es miembro de la Pontificia Comisión Bíblica, de la Asociación Bíblica Española y de la Real Academia de Doctores de España.

Por su parte, Jaime Sancho, a quien el arzobispo de Valencia designó rector de la Basílica de la Virgen el pasado año, ejercía como canónigo celador del Santo Cáliz desde 1998, y había sido reelegido para esta función en cuatro ocasiones.

Jaime Sancho, nacido en Valencia en 1942, es licenciado en Teología, en Salamanca en 1970; diplomado en Arqueología Cristiana, en Roma en1971 y doctor en Teología con especialidad en Liturgia por la Universidad San Anselmo, en Roma, en 1977.

Ordenado sacerdote en 1967, Sancho es también catedrático emérito de Liturgia de la Facultad de Teología "San Vicente Ferrer" de Valencia, profesor del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Valencia, y ha sido presidente de la Comisiones Diocesana de Liturgia del Arzobispado y es el responsable del Patrimonio Histórico-Artístico.

El Santo Cáliz que según la tradición utilizó Jesucristo en la última cena en Jerusalén, antes de su Pasión, es venerado en la Catedral de Valencia desde su llegada a ella en el siglo XIV.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook