10 de mayo de 2018
10.05.2018

Defensores de la huerta presionan a Ribó de cara a la reunión de Madrid sobre la V-21

Per l'Horta se suma a la postura de València en Comú y exige que se paralice el proyecto por su alto impacto en la huerta

10.05.2018 | 11:51
Defensores de la huerta presionan a Ribó de cara a la reunión de Madrid sobre la V-21

Las entidades de defensa de la huerta se han alineado con València en Comú en contra de la ampliación de la V-21 y ayer emitieron un comunicado presionando al alcalde, Joan Ribó, de cara a su entrevista de hoy en el Ministerio de Fomento para tratar este asunto. Según la asociación Per l'Horta, ese proyecto destruye 80.000 metros cuadrados de huerta de gran valor y el ayuntamiento más afectado, que es el de Alboraia, ya ha votado en contra.

En principio, los tres grupos del Govern de la Nau aprobaron una moción para paralizar este proyecto, que contempla la construcción de un tercer carril entre el Carraixet y la entrada a València por la Avenida de Cataluña. 30 millones de inversión.

Pero luego, tras las protestas del Gobierno y sobre todo de los empresarios, el alcalde planteó un plan alternativo que mantiene la ampliación, pero reduce el impacto sobre la huerta en un 60%. Y ese plan es el que hoy defenderá en Madrid el concejal Vicent Sarrià en nombre de Ribó.

Sus socios de Gobierno, València en Comú, ya dijeron, sin embargo, que no irían a esa reunión porque lo aprobado en su día era la paralización total del proyecto. Y ahora Per l'Horta ha hecho público un comunicado para presionar a Ribó en este sentido.

La entidad reitera que la ampliación de la V-21 es un proyecto «innecesario» y «destructivo» y ha mostrado su discrepancias con el alcalde de València, Joan Ribó, sobre que esta vía esté «objetivamente saturada». En este sentido, advierte de que la ampliación a un tercer carril «puede provocar un mayor acceso de coches a la ciudad».

El colectivo ha recordado que la oposición a este proyecto se originó en Alboraia, el municipio más afectado por la ampliación, ya que el 80 por ciento de las expropiaciones de tierras pertenecen a su término, y cuyo consistorio ha votado en contra en dos ocasiones.

Recuerda, así mismo, que otras entidades se han sumado al rechazo con argumentos en contra que van «más allá de los afecciones sobre la huerta, con la destrucción de 80.000 metros cuadrados de tierras de cultivo y algunas edificaciones». Aunque la propuesta alternativa de la Alcaldía rebaja esta cifra, «implica todavía la desaparición de huerta productiva y mantiene el resto de efectos perjudiciales».

Según Per l'Horta, la ampliación de la V21 «va en contra de los políticas de movilidad aplicadas por el Govern de La Nau, que lleva tres años apostando por una reducción del tráfico de vehículos en la ciudad y presume de que los tres últimos meses se ha rebajado el tráfico de vehículos a motor en la ciudad». Esto tendrá impacto «directo» en la calidad del aire y la salud de los personas.

Por otro lado, señala que la ampliación «incluye la adaptación de la vía para el paso de otras infraestructuras mucho más agresivas», como el futuro paso del AVE por l'Horta Nord, y el acceso Norte al Puerto por La Patacona y los barrios litorales de València.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook