18 de julio de 2016
18.07.2016
Decoración

Aprende a cuidar los muebles en verano con estos consejos

Te damos diez sencillas pautas para que tu mobiliario esté perfecto en la época más húmeda del año

18.07.2016 | 22:56

El verano y sus altas temperaturas también afectan al mobiliario del hogar. El calor y la humedad provocan que estos se desgasten y envejezcan antes de lo que deberían.

Teniendo en cuenta el material del que esté formado el mueble, hay que cuidarlo de una forma u otra. Hoy, te damos consejos para cuidar cada tipo de material.


1. Madera de Teca

La madera de teca tiene una alta resistencia y no necesita protección adicional. Aun así sí que es aconsejable un cuidado preventivo ya que el exterior de la madera de teca se oxida y desarrolla una pátina gris plata debido a la exposición al agua y a los rayos UV. Lo más recomendable es usar un sellador de teca para conservar el color marrón dorado ideal de esta madera.

Se aconseja repetir regularmente el tratamiento y aplicarlo sólo cuando la madera esté completamente seca. El sellador de teca cuidará tus muebles contra el calor protegiéndolos además contra la formación de musgo en los ambientes exteriores húmedos.

2. Acero inoxidable

Para proteger tus muebles de acero inoxidable contra el calor límpialos una o dos veces al año con agua y jabón suave, ya que no son insensibles a la corrosión. Es recomendable aplicar una solución de jabón que contenga un ácido ligero para el mantenimiento diario de este tipo de mobiliario.

Como cuidado preventivo se aconseja aplicar un protector de acero inoxidable que protege y a su vez limpia el aluminio. El mantenimiento se puede realizar fácilmente con agua y un jabón suave, pero evitando a toda costa las esponjas abrasivas.

3. Granito

El granito combina su enorme resistencia a las rayadas con un índice de porosidad muy bajo. Su mínima penetración de humedad hace que el material utilizado en exteriores siga manteniendo su aspecto original con el paso del tiempo. Para cuidar este tipo de muebles contra el calor, límpialos simplemente con un poco de agua y jabón.

4. Fibra de poliéster

Para el tejido del asiento y respaldo de las sillas y tumbonas es recomendable utilizar el tejido Batyline, una fibra de poliéster provista de un recubrimiento en PVC y posteriormente tejida. Este recubrimiento sintético garantiza una alta resistencia a los rayos UV.

5. Fibra Nenuphar

La fibra Nenuphar es extremadamente resistente a todas las condiciones meteorológicas, incluyendo la luz solar intensa.

6. Acabado Stamskin

El mantenimiento de Batyline, fibra nenuphar y acabado stamskin es simple: con agua y un limpiador es suficiente. Para cuidar estos muebles contra el calor hay que evitar en cualquier caso los jabones abrasivos y los disolventes.

7. Telas

La mayoría de las manchas en las telas se pueden limpiar con jabón suave y agua. Sin embargo, si las manchas son más antiguas penetran en la fibra de la tela, haciendo que se deteriore. Si las manchas son oscuras límpialas con un poco de vinagre blanco caliente o con alcohol. Si persisten frótalas suavemente con una mezcla de bicarbonato y vinagre.

8. Vidrio

El vidrio es excepcionalmente apto para encimeras de mobiliario de exterior gracias a su resistencia a las manchas y arañazos. El mantenimiento de estos muebles se puede realizar con los clásicos limpiacristales.

9. Cerámica

Este material con aspecto moderno y elegante es extremadamente resistente a las abrasiones, al agua y a las radiaciones ultravioletas. Para cuidar el mobiliario de cerámica contra el calor, frótalos con una esponja y un limpiador universal del hogar. Después de aplicar el limpiador, la superficie se debe aclarar pasando un paño húmedo para evitar la formación de estrías.

10. Resina

Para cuidar los muebles de resina de tu jardín o terraza, límpialos con una esponja o trapo húmedo y un poco de jabón. En el caso de los toldos de fibra acrílica, pasa un aspirador para limpiar el polvo, pero nunca lo frotes ni utilices sustancias abrasivas. Ten en cuenta que el mobiliario de resina se deteriora y mancha con facilidad, por lo que si no se cuidan debidamente contra el calor, puede que sea imposible recuperarlos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook