28 de abril de 2017
28.04.2017
Material de cocina

Seis trucos caseros para el papel de aluminio

Afilar tijeras, limpiar el óxido o aliviar dolores musculares son algunos beneficios de este papel

29.04.2017 | 23:16
El papel de aluminio tiene muchos usos en el hogar

¿Creías que el papel de aluminio solo servía para envolver alimentos? Con estos seis trucos caseros te demostramos que el también conocido como papel albal puede salvarte de cualquier apuro. Este material que todos tenemos por casa sirve para mucho más de lo que te habías imaginado. Ahorra dinero y tiempo siguiendo estos consejos y aprovecha mejor que nunca el papel de aluminio.

Afila las tijeras


Para volver a dejar tus tijeras como nuevas, solo necesitas cortar un trozo de papel de aluminio y doblarlo sobre sí mismo tres veces para alcanzar el grosor deseado. Ahora solo necesitas cortar repetidas veces el papel con las tijeras para que el material las valla afilando. Limpialas bien y como nuevas.

Limpiar manchas de óxido


Tanto para herramientas como para diferentes superficies, el mejor material para eliminar el óxido es el papel de aluminio. Si frotas con él las manchas de óxido veras como, además de eliminarlas, pulirá la superficie de tus materiales oxidados para devolverles su brillo de antaño.

Mantén alejados a los insectos de las plantas


Para evitar que los insectos se acerquen a tus plantas y las destrocen, puedes colocar trozos de papel de aluminio en la tierra de la maceta. Además de asustar a los bichos, reflejarán más luz solar, lo que beneficiará a tus plantas.

Tu plancha como nueva


El agua y el polvo que se encuentra en el ambiente y la ropa dejan en la plancha una marca marrón difícil de quitar. Para eliminarla por completo y que no dañe tu ropa a la hora de plancharla, te recomendamos que humedezcas una bola de papel de aluminio y frotes en círculos la suciedad. Ya solo queda secar la máquina y estará como nueva.

Getty Images

Otro truco relacionado con la plancha es colocar una capa de papel de aluminio encima de la tabla de planchar, con la parte brillante hacia abajo. Plancha tu ropa como acostumbres y verás que, gracias al calor que genera el papel, estarás planchando por los dos lados, ahorrándote así horas de esta tediosa actividad.

Pilas pequeñas


¿Tu mando se ha quedado sin batería y no te quedan en casa pilas de su tamaño? Puedes coger unas que sean más pequeñas y ajustarlas gracias a este metal conductor de electricidad. Solo necesitas trozos pequeños de papel de aluminio doblados sobre sí mismos e introducirlos en los huecos sobrantes entre las pilas y los contactos. Verás cómo funciona.

Alivia los dolores musculares


El sorprendente efecto antiinflamatorio del papel de aluminio lo hace perfecto para aliviar las dolencias y tensiones musculares. Envuelve la zona afectada con este material, procurando que la parte brillante quede en contacto con la piel durante toda la noche. Para evitar que se mueva, lo mejor es que lo envuelvas con una venda y dejes actuar para que el efecto sea más intenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook