23 de noviembre de 2016
23.11.2016
Magazine Fashion&Arts
Mercado de lujo

Adiós, bling bling

No es poseer, es sentir. No es la riqueza, sino la vivencia. El lujo ha cambiado de forma y de fondo

23.11.2016 | 14:27
La imagen clásica del voraz consumidor de lujo.

Pekín, año 2011. La cola para entrar a la tienda de una famosa marca da la vuelta a la manzana. Son las doce de la noche, pero al día siguiente la firma pone a la venta su nuevo bolso, de edición limitada, y todos quieren ser los primeros en colgárselo del hombro. Ahora o nunca. A los pocos meses el Gobierno chino prohíbe la exhibición publicitaria de objetos caros por su capacidad de "perturbar la armonía ciudadana e incitar a la corrupción".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Para realizar este 'collage', Thecuadro ha utilizado todas las paletas de la colección.
Dadaísmo al cubo

Dadaísmo al cubo

Rossy de Palma, la musa de la diferencia, convierte la belleza en el arte del fragmento que se...

Azzedine Alaïa. Leyenda a su pesar

Azzedine Alaïa. Leyenda a su pesar

Alaïa es un ion libre de la industria y un creador de culto. Eso sí, nunca un mito viviente fue...

La calle desierta... La noche ideal

La calle desierta... La noche ideal

La máxima ambición consistía en cruzar a toda velocidad y llegar a la otra acera ya convertida en...

All about Dior

All about Dior

La 'maison' que cambió la silueta femenina cumple 70 años. Descubrimos su historia de la mano de...

Pedro Almodóvar: "la mujer cubista y yo"

Pedro Almodóvar: "la mujer cubista y yo"

En un bar de Malasaña Pedro vio a "una moderna"; Rossy, al que sería durante 30 años su padre...

Más libre que rebelde

Más libre que rebelde

Independiente y creativa, fascinante, sin excusas? La pintora y escritora Leonora Carrington fue...