19 de noviembre de 2015
19.11.2015
Romance

Alejandra Silva, la novia gallega de Richard Gere

La empresaria ultima los detalles de su divorcio mientras se sincera sobre su relación con el actor

19.11.2015 | 21:37
Alejandra Silva.

Alejandra Silva continúa con su vida cotidiana en Madrid, ultimando los detalles de su divorcio y a la espera de volver a reunirse con su amado, el actor hollywoodiense, Richard Gere. La empresaria gallega ha mostrado su faceta más solidaria amadrinando el acto de presentación del nuevo proyecto de la Fundación Rais en unión con #personasdecartón para proporcionar viviendas a aquellas personas sin hogar de nuestro país.

Parece que la relación entre Alejandra Silva y Richard Gere sigue adelante, consolidándose a pesar de la distancia. Semanas atrás comenzaron a sobrevolar los rumores de ruptura entre la española y el consagrado actor. Sin embargo recientemente quedaban disipados con la aparición en Madrid de Richard Gere para ver a su amada.

Precisamente la próxima semana se espera la presencia del afamado intérprete con motivo del estreno de la película Invisibles, dirigida y escrita por Oren Moverman, nominado al Oscar como guionista por The Messenger. El film también es un alegato sobre el drama que viven las personas sin hogar en las grandes ciudades, un tema en las que la pareja está muy involucrada.

En junio del pasado año saltaba a la luz la historia de amor entre el sempiterno intérprete de Pretty Woman y la modelo española. Tras conocerse en el enclave familiar de Positano en Italiana, propiedad del ex marido de la española, Govind Friedland, disfrutaron juntos de unas vacaciones en Sicilia, haciendo así pública su unión.

- ¿Por qué has decidido involucrarte en este proyecto?
Porque es un problema de todos, en el que todos deberíamos hacernos partícipes. Soy española y siento que debo involucrarme ya que tengo los medios porque me los han puesto en bandeja. Sería una locura no aprovechar esta oportunidad, no me haría sentir bien. Todos deberíamos de aprovechar esta oportunidad que brindar la Fundación Rais. No son tantas las viviendas que necesitamos, en Madrid sólo 600 y no cuesta tanto.

- ¿Cómo puede la gente ayudar?
Se pueden mandar mensajes con la palabra 'Hogar' al 28014. Pondremos un número de cuenta para facilitar el donativo también.

- Se trata de proporcionarles un hogar.
Darles un hogar para que se sientan personas. Cuando una persona va a un albergue, te sientes desnudo, con unas reglas. No dejan entrar con pareja, con animales y entonces prefieren estar en la calle. Con el albergue no ayudas permanentemente, pero aquí personalizamos la ayuda y le damos un trabajo. Hay una reinserción en la sociedad que es uno de los puntos clave.

- Lo fácil es mirar para otro lado.
Claro. Cómo no sabes qué hacer y te encuentras con el problema, por ellos se sienten invisibles, entonces no debemos apartar la mirada, notar que están ahí y tratarles como personas. Sabiendo cuál es la solución al problema, dona que sólo son 2,5 euros.

- Te gustaría que tu hijo el día de mañana no te preguntara por qué hay gente durmiendo en la calle.
Es mi objetivo. Hay muchos problemas en el mundo pero empiezo por éste que lo podemos erradicar y vivir todos bajo un techo.

- Tú has vivido rodeada de lujos. ¿Cuándo decides volcarte en causas solidarias?
Desde siempre. No ha sido tan público pero siempre he colaborado con causas solidarias, ha sido un rasgo de mi personalidad. Monté una ONG con Carolina Kourkova.

- Cuando conoces s Richard que tenía una fundación tú tenías la tuya.
Sí. A mí lo que me une a una persona son las causas sociales y en este caso el problema de 'los sin hogar' y lo intentamos hacer en todos los países.

- Richard hizo la Casa del Tibet en Barcelona, ¿Es un proyecto que va a hacer en Madrid?
Ojalá, si podemos haremos la Casa del Tibet en Madrid.

- Así lo tendrías más cerca.
Claro que sí.

- ¿Es verdad que quieres montar unos retiros espirituales al Tibet?
Tenemos un proyecto que todavía está muy verde. Cuando tenga la idea más evolucionada, me gustaría explicarlo con más calma. Hay veces que no encuentras sitios donde quedarte porque están muy alejados. Simplemente intento llevar afuera lo que me ha servido en la vida y lo que me ha llenado.

- ¿Lo harías con Richard?
Los viajes espirituales es un proyecto que haríamos Richard y yo en conjunto.

- Momentos difíciles con tu separación, suponemos que te viene bien la meditación.
La verdad es que sí porque si no, no estaría tan bien y con tan buena cara si no fuera por la meditación.

- Entonces te plantearías irte a vivir a Estados Unidos?
No lo sé, vivo día a día, pero tiene que haber un cambio. Primero la firma de mi divorcio, y luego espero porque no quiero hacerme ilusiones. No lo hemos pensado.

- Naciste en Galicia, viviste en Italia cuéntanos.
Nací en Galicia y viví allí hasta los tres años. Me mudé a Madrid y cuando empecé la Universidad me fui a Portugal y me he ido moviendo mucho. He vivido en China, Canadá, Brasil, Londres, París* es una vida muy extensa para lo corta que es.

- En otros países también se ve a gente sin hogar.
En Estados Unidos hay niños sin hogar, gracias a Dios esto no pasa en España. Eso sí que son palabras mayores.

- Estados Unidos es el país de los contrastes.
Realmente.

- ¿A Richard que le parece nuestro país?
Richard decía el otro día que él estaba en un albergue y se acercó una persona y le dijo, te acuerdas de mí, y resulta que era un actor de reparto de una película suya muy conocida. La crisis, circunstancias y de repente de encuentras en un albergue con Richard dándote de comer.

- ¿Él va a dar de comer?
Sí. Richard va a dar de comer a los albergues. Vas a las cuatro de la mañana, te acreditan como trabajador social y das de comer. Todos tienen mucha privacidad.

- ¿Ya conoce a tu familia?
Sí, Richard es amigo de la familia desde hace quince años.

- ¿Te gustaría formalizar la relación con Richard?
Como cada pareja, me encantaría formalizar la relación con Richard.

- ¿Ye tener un hijo con él?
Me encantan los niños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook