29 de mayo de 2016
29.05.2016
ÚLTIMA HORA
Abatido el presunto asesino de al menos tres personas en Teruel
Entrevista

Pablo Carbonell: "Noto un cariño especial desde que escribí mis memorias"

El actor y músico presenta sus recuerdos bajo el título 'El Mundo de la Tarántula', donde cuenta sus inicios en Cádiz

29.05.2016 | 17:10
El actor y músico Pablo Carbonell.

El actor, músico y ahora también escritor Pablo Carbonell sigue presentando sus memorias, en las que bajo el título 'El Mundo de la Tarántula' plasma al desnudo su trayectoria desde sus inicios en Cádiz, su dúo eterno con Pedro Reyes, su carrera a través del prisma de la Movida Madrileña o su recorrido teatral, televisivo y musical.

Según reconoce en una entrevista, al público "le está gustando la sinceridad" con la que habla de su "desparrame". "Noto un cariño especial desde que escribí mis memorias. La gente me sonríe con gratitud", asegura.

En su opinión, el lector "está encajando muy bien cómo hablo de otros temas como la búsqueda de mi identidad sexual, de todas las cosas que he hecho que no se deben hacer o no se deben contar". Además, el libro trae "cosas didácticas para todo aquél que quiera entrar en este mundo".

"Supongo que la gente ha conocido a otro Pablo Carbonell. También he hecho una crónica de una época muy apasionante, he compartido lo que sé, y la gente lo ha visto como un acto de generosidad y lo agradece", se felicita, asegurando que ha parido el libro tras escribirlo "en un estado casi de inconsciencia".

Tal y como explica en el libro, el título de 'El Mundo de la Tarántula' viene de una frase pronunciada por la madre de uno de sus compañeros de viaje durante su vida, que con ese término se quería referir a 'El Mundo de la Farándula'.

De todas formas, el autor tenía más ideas en la cabeza y su libro de memorias pudo haberse llamado 'Cuaderno de desvaríos y tropezones' o 'Bitácora de golpes'.

Pero hay más influencias arácnidas que terminan de cerrar el círculo del nombre del libro. "Alonso Arreola, nieto de un cuentista mejicano, me contó que su abuela cuando veía algún artista excéntrico, decía que le había 'picado la araña'".

Además, recuerda la leyenda urbana de que, "cuando te pica una tarántula, tienes que bailar". "Y la farándula es una red que te atrapa y de la que no te vas a escapar nunca".

Pablo Carbonell asegura que toda su experiencia vital se ha basado en "echarle mucho morro". "Imagínate que mañana me dicen que dirija una ópera. O que si quiero concursar en Masterchef. Pues sí".

Sobre la posibilidad de que sus vivencias de ahora en adelante le lleven a verse obligado a escribir una segunda parte, Pablo Carbonell no lo descarta del todo, aunque ahora, lo que le pide el cuerpo es "escribir un libro para niños" del que ya tiene "algunos bocetos".

El próximo día 2, en Guadalajara, último pase "silvestre"

El actor, músico y ahora también escritor Pablo Carbonell llegará el próximo 2 de junio a las tablas de Guadalajara para representar 'El Mundo de la Tarántula', cerca de dos horas de "desnudez" del gaditano en las que pone en escena sus memorias. Será la última oportunidad para contemplarla "de modo silvestre" y de manera a veces improvisada.

Carbonell ha explicado que será el último pase 'off Broadway'. "Antes de que me coja un director que delimite todos los pasos que doy y antes de ponerme bajo una batuta que me acorte el show".

En este punto, ha desvelado quién será el director que se atreva a poner esos límites. "He tenido que buscar a una persona que me conozca, que sea amiga mía, que tenga criterio y que se haya leído el libro, que sepa de qué estoy hablando. Y esa persona es David Trueba".

Aunque Carbonell defiende que la puesta en escena a su libre albedrío tenía sus ventajas, ya que a la hora de actuar solamente necesitaba dejarse "fluir", mientras que bajo una dirección tiene que dedicar más esfuerzos a concentrarse. "Aquí me basta con ser transparente. Como Antonio Resines, que siempre es él mismo, aunque diga que hace una aproximación hacia los personajes o que todos están dentro de sí mismo", dice entre risas.

En un principio, según relata Carbonell, Trueba rechazó hacerse cargo de esta aventura, ante lo que le hizo una representación exclusiva para él solo, tras lo que el director madrileño accedió. "Él sabe cómo acotar la obra, sabe qué es interesante y qué no lo es, y además es un tipo con un sentido del humor maravilloso", sostiene, añadiendo que gracias a él coordinará una mejor puesta en escena, la iluminación, el decorado incluso soporte audiovisual para apoyar la representación.

Pero antes de someterse a la batuta de Trueba, habrá una última oportunidad en Guadalajara para ver el pase de una manera "más descarnada". "No sé si es mejor o peor. A veces la desnudez es un grado. En mi caso, me valoran mucho cuando me pongo dramático o me emociono", argumenta Pablo Carbonell, quien también ha desvelado cuál podría ser el primer escenario en el que 'El Mundo de la Tarántula' vea la luz en su nuevo formato.

"Todavía se está negociando, pero puede que sea en Cuenca a finales de septiembre, en el Auditorio. Será un estreno mundial. Y después, tengo ofertas para meterme 10 días en un teatro de Valencia", añade.

Ya trabaja en el nuevo repertorio de 'Los toreros muertos'

Este artista multidisciplinar lleva 30 años liderando la banda 'Los Toreros Muertos', que ya se encuentran trabajando en el nuevo repertorio. Para volver a los escenarios, "primero hay que solventar un gran problema", como es el hecho de que uno de sus componentes, el teclista Guillermo Piccollini, reside en Argentina. "Eso dificulta mucho, pero intentaremos poner un sustituido. Hay otras bocas en el grupo y un desarrollo que no se puede parar por el hecho de que un miembro esté fuera".

Por ahora, este proyecto no tiene ni compañía "ni dinero para grabar", y aunque ya se han registrado algunos temas, pueden plantearse grabar un disco en directo, "una manara barata de hacerlo y una opción muy válida" ya que el grupo tiene su punto fuerte sobre las tablas.

Continuando con una línea compositiva de hacer "anticanciones" o "reflexiones irónicas de las canciones", Pablo Carbonell avanza que faltan muchos registros y tópicos que tocar en el repertorio de 'Los Toreros Muertos'.

Así, recuerda que nunca han hecho una rap, ni un tango, y sobre todo, aún no le habían compuesto un tema a una ciudad, aunque este último extremo ya está solventado. "Se la hemos hecho a Teruel", desvela.

"Esta generación necesita música poco excitante"

El músico considera que "cada música es hija de su tiempo" y que las últimas tendencias musicales en el país, como la escena 'indie', define a "una generación con pocas expectativas de futuro que necesita música poco excitante".

"Parece que han cocinado esta música desde el Ministerio del Interior para evitar revoluciones. Como con el fútbol. Siempre tiene que haber fútbol programado porque todo el mundo posterga la revolución hasta el próximo partido del siglo. ¡Y todas las semanas hay uno! No sé cómo lo hacen", se lamenta.

Recuerda que en los años 80 "todo el mundo quería ser Jagger o Iggy Pop", y ahora los jóvenes "solo quieren ser Keith Richards". "Es lógico, ahora sí que no hay futuro".

"En CQC los reporteros asaltadores éramos algo moderno. Ahora ya es muy pesado"

Pablo Carbonell ha tenido tiempo de recordar su paso por Caiga Quien Caiga, que durante más de 6 años dio mucha fama a aquél grupo de reporteros, con Sergio Pazos, Arturo Valls o Juanjo de la Iglesia entre sus filas.

En aquél momento, según Carbonell, "el reportero asaltador de caminos era algo moderno". "Ahora, cuando vas a un estreno y te asaltan periodistas supuestamente graciosos, ya es muy pesado", ha asegurado.

"Cuando empezamos, mi madre me pidió que saliera de ahí porque mi iban a abrir la cabeza. Al final solo recibí un golpe en seis años y medio. La provocación, si es con ingenio, es admisible", ha finalizado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook