27 de octubre de 2016
Entrevista

Miriam Giovanelli: "En el amor me va fenomenal"

La actriz de 'Velvet' desvela algunos secretos, como su relación de pareja y sus planes más próximos

27.10.2016 | 21:56
Giovanelli confiesa sus miedos y proyectos

Miriam Giovanelli acaba de cerrar un ciclo de su vida al que le ha dedicado mucho tiempo y sobre todo cariño, su papel como Patricia Márquez en la serie de televisión Velvet. De raíces italianas y españolas, ha estado a caballo entre ambos países, aunque si le preguntas por dónde fijaría su residencia en el futuro te susurra diciéndote que España le encanta.
 
Sonriente, con el corazón ocupado y feliz con su pareja, nos desvela secretos como que es muy familiar, no tiene miedos salvo a la enfermedad de los cercanos y que a ella se le conquista haciéndole reír. De momento, sus próximos planes son descansar para poder reflexionar sobre todo lo que ha hecho en estos últimos tres años sin vacaciones.
 
¿Cómo te sientes al ser madrina de un evento de este tipo?
Estoy muy contenta de formar parte de algo así pero no estoy feliz de amadrinar este tipo de evento porque me encantaría no tener que hacerlo. La aplicación "CuidAPPlas" sirve para fomentar la detención precoz del cáncer de mama y te permite hacer un montón de cosas como incluir tus citas al ginecólogo, los resultados de tus pruebas etc. Además, a partir de tus datos te da una especie de porcentaje y te obliga un poco más a cuidarte si con tus hábitos no llegas. A mí me ha salido un sesenta y cuatro por ciento, por lo que tengo que hacer mucho más deporte que es súper importante. De hecho, ir al gimnasio es mi propósito cada 1 de enero, pero no hay manera...
 
¿Crees que los jóvenes no están concienciados y que piensan que no les pasará a ellos?
  La juventud te da la sensación de que puedes con todo. Creemos que lo normal es que tengamos un largo recorrido, la rebeldía lleva a que seamos menos conscientes de lo que tiene que ver con la salud.
 
¿Te sueles cuidar?
La alimentación sana y equilibrada es muy importante, a parte del ejercicio que es bueno para la salud y la mente. Cocino bastante. Hace tres años era vegetariana, pero lo dejé un poco de lado porque en los catering normalmente no podía serlo. Era casi un infierno y al final me acababa encontrando mal. Eso sí, cuando como en casa o por mi cuenta no suelo comer ni carne ni pescado.
 
A nivel profesional, ¿Qué balance haces de tu papel como Patricia Márquez en "Velvet"?
 Estoy encantada porque cada vez me cae mejor Patricia Márquez. Al principio tenía que conectar con su papel e intentar entender por qué era así. Sí que es cierto que decidí que la culpa era de los padres y que una vez que conoce el trabajo ella va cambiando. Mi personaje en "Velvet" se ha llevado unos años de mi vida muy importantes, convivía con ella 10 horas al día. Asumo que mi personaje es quién es por las cosas que me pasaban a mí en ese momento. El perfil de mi personaje es ser un poco patética y eso nace de una ruptura muy dolorosa que tuve.
 
A lo largo de toda la serie ella se siente muy incomprendida ¿En tu vida te has sentido alguna vez así?
 Ella se siente incomprendida porque es una mujer que tiene ganas de hacer cosas, pero la época no le deja hacerlas. Todos nos hemos sentido incomprendidos en algún momento, nos hemos querido sentir diferenciados.
 
¿De dónde viene tu amor por el cine?
 Mi amor por el cine viene de mi abuela. Mi comienzo en el cine fue muy casual, nunca pensé que podía serlo. En mi casa siempre se ha tenido mucha admiración por el cine.
 
Empezaste en la moda y diste el salto a la interpretación ¿sientes que te perdiste cosas que hacían tus amigas?
 Mi paso por la moda fue muy fugaz, empecé en moda porque un fotógrafo me vio por la calle. Hice catálogos y una campaña de Loewe pero cuando me dijeron de irme fuera nunca lo hice. Mi vida no se ha visto nunca alterada por eso. El cine si me ha cambiado la vida, tuve que elegir entre estudiar o seguir con el cine. De mi etapa del colegio guardo buenos recuerdos.
 
¿Cómo es Miriam Giovanelli?
Esto deberían contestártelo mis colegas (ríe). Soy una persona a la que le gusta rodearse de gente divertida, soy muy pandillera. Me encanta el momento de chicas y me rodeo de gente con sentido del humor, que sume todo el rato. Los findes invito a mucha gente muy diferente a casa, me gusta que las personas conecten. En mi casa, nos juntamos los fines de semana 25 personas fácilmente y hacemos brunch o cena, según.
 
En alguna ocasión has dicho que eres tímida ¿Cómo se gestiona esto siendo actriz?
 Lo gestiono con paciencia, mía y de los demás (ríe). Tengo dos cosas horribles para las relaciones sociales, la timidez y que veo fatal. Mi timidez puede hacerte pensar que soy distante o soberbia, pero sólo es que me da mucha vergüenza entablar una conversación o no saber de qué hablar. Ver fatal es un problema porque a lo mejor me presentan a alguien y al día siguiente no te saludo, pero porque no te he visto. Si la gente aguanta a conocerme, se da cuenta que no tengo nada que ver con la primera impresión que doy.
 
Con raíces italianas ¿Trabajas más aquí que allí?
Ahora no porque vivo en España. Terminé aquí "Todas las canciones hablan de mí" y me fui a Italia tres años y volví para "Velvet". En ese período en Italia hice tres películas y una serie y en las vacaciones de la última temporada de Velvet me fui a rodar una película a Italia. Me encanta la posibilidad de poder trabajar en los dos sitios.
 
¿Te ves viviendo en España o en Italia?
Me veo viviendo en España porque me encanta (ríe). Me gusta lo cómoda que es, la facilidad que da Madrid. España además dedica un espacio a las mujeres mejor que Italia.
 
A nivel profesional vemos que te va muy bien ¿y en el amor?
En el amor me va fenomenal, tengo pareja y estoy feliz.
 
¿Cómo te conquistan a ti?
A mí me conquistan haciéndome reír y tratándome muy bien. Muchas veces en las relaciones se confunde el papel de que eres más madre que pareja. Desde pequeñas nos han enseñado a romantizar las cosas que nos duelen, pero estamos equivocados. Pensamos que si un niño nos molesta en el cole es que le gustamos y tenemos que tener claro que eso lo hace porque es un idiota.
 
Antes dijiste que tu papel de Patricia era fruto de un desengaño amoroso...
 Las rupturas sea por costumbre o por lo que sea, son complicadas. Todo el mundo lo ha pasado mal por amor.
 
¿Qué te enfada a ti?
  Me enfada la intransigencia, que no se pueda hablar con alguien aunque es muy difícil enfadarme.
 
¿Qué más proyectos tienes?
 Acabamos de rodar un cortometraje con Julio Medem y una película italiana "La ragazza dei miei sogni". Estamos valorando porque quiero descansar hasta enero porque necesito vacaciones. En ese descanso quiero ver a mi madre y a mis amigos. Llevo tres años sin vacaciones, en los parones de "Velvet" iba a grabar a Italia. Necesito parar para ver todo lo que ha pasado y saber la respuesta de por qué haces las cosas. En esta profesión se tienen miedos de no coger papeles, pero es necesario.
 
Hablas de miedos ¿Qué miedos tienes tú?
 Mis miedos sólo tienen que ver con la salud. No sé si soy valiente o inconsciente pero sólo tengo temor a que enferme alguien que quiero. No soy nada hipocondríaca ni voy al médico nunca, salvo a las revisiones ginecológicas.
 
¿Eres muy familiar?
 Soy muy familiar, mi familia son mi madre y mis amigos, mi padre falleció hace seis años ya. En fin de año por ejemplo, un amigo se iba a pasar a la playa el fin de año solo y en vez de dejarle, me llevé a un montón de amigos y a mi madre a su plan. La gente que me quiere me lo ha demostrado en mis momentos más difíciles.
 
¿Prefieres más la televisión o el cine?
 El cine es más de detalles, pero sea cual sea me da igual, estoy contenta con lo que llegue. El cine es más intenso, la tele es más como una oficina y eso me encanta (ríe). Me encanta hacer series porque haces muchos amigos, de Velvet me llevo al eje del mal y a gente del equipo. Es guay.
 
¿Qué crees que hubieras sido si no hubieras sido actriz?
  Nunca me lo he planteado. Ya tuve un bar en Malasaña cuatro años, pero lo vendí. Si no hubiera sido actriz, a lo mejor hubiera tirado por la arqueología o la medicina, aunque las mates se me dan fatal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook