20 de junio de 2017
20.06.2017
Entrevista

Miguel Bosé, en lo más alto después de 40 años en la música

El cantante explica que el tema 'Estaré', título que da nombre a su gira actual, está dedicado a sus hijos

21.06.2017 | 00:38
Miguel Bosé está recorriendo el mundo con su gira ´Estaré´.

Miguel Bosé aterriza en España tras recorrer el continente americano con su ambiciosa gira 'Estaré'. La canción que da nombre al tour con el que lleva viajando algún tiempo fue compuesta y dedicada por el artista a todos sus hijos, a los que lleva en el corazón esté donde esté.

Como nos explica el propio cantante, el sentimiento de ser padre únicamente puede ser comprendido por aquellos que lo son. Es por eso que el afecto que transmite la canción lo vive tan intensamente. Asimismo, asegura que su vida en Panamá es mucho más fácil, ya que se encuentra en un punto intermedio perfecto para viajar por toda Latinoamérica, lo que le permite también estar en contacto con sus hijos con más frecuencia.

Su pasión por la música y las ganas por continuar en la industria musical es el único secreto para alcanzar sus metas. Bosé afirma que para triunfar hace falta "corazón, tripas, tiempo, constancia...", lo cual se ve reflejado en todo lo que hace. Y se define como un gran privilegiado por trabajar en algo que le encanta.

Miguel Bosé nos devela la gran sorpresa de la gira en esta sucesión de conciertos: "Van a poder escuchar todos estos temas en un formato jamás abordado". Con este aperitivo, que nos sabe a poco, el artista se despide para continuar fascinando a sus fans.

PREGUNTA: Bienvenido y enhorabuena por estos cuarenta años sobre el escencario, y encima, arrasando y llenando auditorios en Mexico, me imagino que un placer.

Miguel Bosé: Sí, ha sido la primera parte de la gira, que ya se ha concluido. Empezó en México, pasó por Estados Unidos, Caribe, Sudamérica... ha sido espectacular, pero queda mucho, queda un año.

P: Ahora, por fin, llegas a España, muchos conciertos por delante. ¿Cómo vas a vivir esta gira en nuestro país?

M.B: Pues yo creo que de la misma manera que la he vivido hasta ahora en los países americanos. Haré un repaso a cuarenta años de música, desde el primer tema hasta el último, que es 'Estaré', y es el que da nombre a la gira.

P: ¿Por qué has decidido que ese tema diera nombre a la gira?

M.B: Porque es el último. El recorrido empieza en 'primer día' y acaba en 'estaré'.

P: ¿Qué significó para ti esta canción?

M.B: Es una canción dedicada a mis hijos, que no hubiese podido componer antes. Cuenta que, me vean o no, si me saben buscar bien, aunque les falte un día, yo siempre estaré donde siempre estuve, que es en sus corazones. Hay cosas que se cuentan en la cancion que si eres padre o madre te afectan mucho, porque solamente si lo eres te das cuenta.

P: Va a haber muchas novedades, entre ellas estas canciones inéditas, ¿pero va a ser acústico?

M.B: Bueno, no todo, una parte sí. Yo no soy acústico, el sonido Miguel Bosé es de ordenadores, entonces el corazón central es acústico, pero el resto no. Así que la gente que tampoco se asuste mucho; la gran sorpresa es escuchar todos estos temas en un formato nunca antes abordado, que hace posible que los arreglos sean otros, que la actitud sea otra, pero no desaparece el Bosé de toda la vida, sigue ahí.

P: Pero imagino que habrá alguna diferencia con el Bosé que empezó.

M.B: Cuando tienes dieciocho años y arrancas una carrera, la vida tiene valores y tiene un peso menor que cuando tienes treinta o cincuenta.

P: ¿Algún secreto para seguir dándolo todo en el escenario? ¿Cómo te cuidas para aguantar el ritmo?

M.B: Pasión, pasión, pasión. La diferencia entre hacer un trabajo con pasión, o hacerlo simplemente, crea la gran diferencia. Y yo todo lo que hago, lo hago con pasión y le pongo mucho corazón, tripas, tiempo, empeño, constancia, pasión porque me encanta lo que hago, entonces me parece que soy un privilegiado.

P:¿Tú has notado que el público ha cambiado? ¿Hay público nuevo, joven?

M.B: Mucha música que uno escucha en su vida es heredada y otra la escoges tú, pero la música que heredas se queda y te acompaña toda la vida. El público no ha cambiado, se ha ampliado, hay gente de quince a sesenta y cinco años.

P: También el público que se ha incorporado, ¿tendrá que ver con las colaboraciones con las que has contado para este nuevo trabajo?

M.B: No, no, no. La música se hace y no se hace para nadie específico y lo que más sienten las nuevas generaciones tiene que ver con la produccion, con el sonido. Mis producciones están atentas a lo que son las nuevas tendencias en cuanto a sonido, entonces las va incorporando. Al final, eso actualiza, lo hace muy contemporáneo.

P: Los artistas con los que has colaborado, ¿los vamos a ver sobre el escenario?

M.B: No ¿te imaginas que sueño? No escarmentáis, la misma pregunta me hacían con 'papito'.

P: Pero bueno, ¿cómo han sido esas colaboraciones? con Pablo Alborán has repetido, con Juanes también, imagino que encantado.

M.B: Sí, sí, claro. Hay mucha gente con la que repito, y a mí me gusta hacer duetos con amigos, entonces los que están son los que pudieron estar, y lo que tienen en común es que son amigos.

P: Se te echa mucho de menos, te has instalado en Panamá, ahí estás por motivos familiares, y bueno, se te echa mucho de menos, pero de vez en cuando te vemos por aquí, que viene bien.

M.B: Bueno, pero a ver, porque sabíais que estaba en Madrid, pero jamás nadie me veía, entonces da igual que esté o no esté. Cuando tengo que estar, que es para giras, trabajos o fundaciones, estoy. Panamá me permite tener mejor calidad de vida familiar, porque esta muy bien conectado y voy y vuelvo, si no jamás los vería.

P: Claro, padrazo, te cambia la cara. Imagino que muy feliz con ellos.

M.B: Sí. Claro, claro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook