10 de noviembre de 2015
10.11.2015
Entretenimiento

Los mejores juegos para disfrutar con perros y gatos

Son sencillos, divertidos y necesarios para cuidar la buena salud de nuestra mascota

12.11.2015 | 14:04

Compartir juegos con nuestro perro o gato es un entretenimiento que estrecha los lazos afectivos entre el animal y su dueño. Pero además son necesarios para evitar que coja sobrepeso y cuidar su salud física y mental. Evita también comportamientos molestos como ladridos innecesarios o destrozos de mobiliario de la casa. Sin salir de nuestro domicilio podemos crear juguetes o desarrollar sencillos juegos que nuestra mascota adorará.

El juego de las cajas

Una simple caja de cartón puede ser un gran entretenimiento para cualquier perro o gato. Cogemos varias cajas (pueden ser de cereales, galletas, zapatos) con un premio comestible dentro, las repartimos por la casa, e invitamos al animal a buscarlas. Es un juego que ayuda a estimular la mente del animal. Una caja más grande pueden convertirse incluso en su refugio o en un almacén para sus cosas.

También se puede fabricar un laberinto para gatos con cajas de cartón como muestra este vídeo:

Juguetes caseros

A los gatos les encanta jugar con cualquier objeto. Peluches, unos calcetines, una bolsa de papel€ todo vale para pasar un rato divertido al tiempo que hacen ejercicio. En el caso de los gatos, podemos anudar varios calcetines viejos recortando unos flecos en los extremos o bien anudarlos a un palo o vara y hacer saltar a nuestra mascota (también se puede atar una goma elástica con algún producto comestible).

Otra opción es fabricar ratones caseros para felinos con ropa que no se use o con el canuto del papel higiénico envuelto en lana. Asimismo, se puede coger una pequeño pelota e introducirla en una bolsa de papel para que se entretenga intentando sacarla.

Un rompecabezas es otra fuente diversión. Consiste en rellenar una caja con rollos de papel vacíos hasta que se sujeten por sí mismos dentro. Luego introducimos en ellos comida, algún juguete y otros los dejamos vacíos para despertar el interés del animal por el juego.

Otra idea: cogemos una caja de cartón y en la tapa hacemos unos agujeros con la ayuda de un vaso redondo, un lápiz y un cúter, y metemos una pelota dentro.

Dispensador de premios para gatos

Muy sencillo de fabricar. Cogemos el canuto de un rollo de papel y le pintamos una cara de gato. Doblamos los bordes con cuidado de forma que ambos extremos simulen las orejas del felino. A continuación introducimos alguna golosina para gatos y dejamos que se divierta intentando conseguirlas.

El escondite

Como a los niños, a los perros les encanta jugar al escondite. Solo hay que coger un objeto (una pelóta, un palo, un peluche€) e impregnarlo con el olor de alguna comida. Luego se le da a oler y se esconde. El can se lanzará de inmediato en su búsqueda. Se puede jugar tanto en casa como en la calle.

Enseñar instrucciones

Si nuestro perro no ha recibido un adiestramiento previo, podemos enseñarle instrucciones de obediencia como sentarse, tumbarse o dar la pata. Son pautas fáciles de aprender y que ayudan a estimular al animal. Conforme vaya aprendiendo se pueden introducir instrucciones un poco más complejas como traer el periódico o las zapatillas de casa.

El juego del trilero

Válido tanto para perros y gatos, así como para cachorros. Es un juego muy simple que también sirve para estimular la mente del animal. Basta con coger tres vasos, introducir un objeto (puede ser comida) debajo de uno de ellos, mover los recipientes e invitar a nuestra mascota a descubrir dónde se oculta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook