08 de febrero de 2016
08.02.2016
'Intelligence'

Los perros tienen un coeficiente intelectual que se puede medir

Una investigación descubre que su inteligencia está estructurada de manera similar a la de los humanos

08.02.2016 | 20:36
Los perros tienen un coeficiente intelectual medible

Los perros tienen un coeficiente intelectual medible, como las personas, según una nueva investigación de la London School of Economics and Political Science (LSE) y la Universidad de Edimburgo.

La investigación, publicada en la revista Intelligence, analizó si la inteligencia del perro está estructurada de una manera similar a la de los humanos. Cuando el coeficiente intelectual, o "inteligencia general", se prueba en las personas, los individuos tienden a responder comparablemente a diferentes tipos de tareas cognitivas: los que hacen bien un tipo de tarea, tienden a hacer bien otras.

Los investigadores crearon un prototipo de "test de inteligencia" para perros que se utilizó para evaluar la inteligencia de 68 Border collie. Estas pruebas incluyen: navegación, cronometraje del tiempo que tomó a los perros conseguir la comida que estaba detrás de diferentes tipos de barreras; evaluar si podían decir la diferencia entre las cantidades de alimentos; y capacidad de seguir un gesto humano de señalar un objeto.

Los investigadores encontraron que los perros que obtuvieron buenos resultados en una prueba tendían
ser mejores en las otras pruebas. Por otra parte, los perros que hicieron pruebas más rápido eran propensos a hacerlo de manera más precisa.

Rosalind Arden, investigadora asociada en la London School of Economics, dijo: "Así como las personas varían en su capacidad de resolución de problemas, también lo hacen los perros, incluso dentro de una raza. Esto es significativo porque en el ser humano hay una pequeña pero medible tendencia a que las personas que son más brillantes sean más saludables y vivan más tiempo. Así que si, como sugiere nuestra investigación, la inteligencia del perro está estructurada de manera similar a la nuestra, el estudio de una especie que no fuma, bebe, usa drogas recreativas y no tiene grandes diferencias en educación y los ingresos, puede ayudar a entender esta relación entre la inteligencia y una mejor salud.

"Además, los perros son uno de los pocos animales que reproducen muchas de las características clave de la demencia, por lo que la comprensión de sus capacidades cognitivas podría ser valiosa para ayudarnos a entender las causas de este trastorno en los seres humanos y, posiblemente, tratamientos de prueba."

El conjunto de pruebas se llevó a cabo en menos de una hora por perro, que es comparable con el tiempo que tarda una persona en hacer una prueba de tipo IQ. La investigación previa sobre las capacidades cognitivas caninas llevó mucho más tiempo.

Mark Adams, investigador en la Universidad de Edimburgo, dijo: "Este es sólo un primer paso, pero nuestro objetivo es crear un test de inteligencia del perro que sea fiable, válido y pueda ser administrado de forma rápida. Una prueba de este tipo podría mejorar rápidamente nuestra comprensión de la conexión entre la inteligencia del perro, la salud, incluso la vida útil, y ser la base de una 'epidemiología canitiva'

"Los perros son excelentes para este tipo de trabajo porque están dispuestos a participar y parecen disfrutar tomando parte".

Con el fin de obtener una amplia muestra de perros con antecedentes similares, los investigadores reclutaron border collies de trabajo, lo que significaba que no había grandes diferencias en la forma en que fueron criados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook