Entrevista

´Si en moda no vas cambiando, te quedas anclado y no existes´

"Nunca nos ha gustadover desfiles de compañeros", dicen José Luis y José Víctor, Victorio & Lucchino

16.11.2013 | 01:09
Los diseñadores durante uno de sus desfiles
Los diseñadores durante uno de sus desfiles

Están presentes en prácticamente todos los ámbitos de la vida con colecciones de moda 'prêt-à-porter', zapatos, bolsos, joyas, ropa del hogar y ahora hasta vasos de nocilla. José Luis Medina y José Víctor Rodríguez son las dos mitades de Victorio & Lucchino, una firma que destaca a nivel internacional con sus colecciones de novia. "Nos gustaría tener siete vidas para, en cada una de ellas, desarrollar cada una de las disciplinas del arte", afirma Medina para denotar la capacidad de adaptación de la figura del diseñador.

—Fueron pioneros en la inclusión del 'prêt-à-porter' en la moda nupcial, ¿cómo fue ese salto de la alta costura a esta nueva forma de confección?
 
—Vimos muy claramente esa necesidad. Había una diferencia enorme entre el gusto actual de la mujer, cómo se vestía en 'prêt-àporter', y lo que había en el mercado nupcial. La única opción era que alguien tuviera dinero y pudiera ir a un gran creador de moda que le hiciera un traje en exclusiva para ella, o el típico figurín con la modista que se lo confeccionase. Si no, tenías que vestirte con vestidos de novias de Drácula, que era lo que había. Vimos clarísimo que había que democratizar el vestido de novia y actualizar esa idea, hacerla más acorde con el gusto de la mujer actual.
 
—¿Cómo es hoy en día la moda nupcial de Victorio & Lucchino?
 
—Conservamos mucho la esencia y el espíritu nuestro, pero estamos totalmente pendientes de la vanguardia, del movimiento estético de la mujer de hoy en día. Siempre respetamos unos iconos tradicionales pero adaptándolos a las nuevas necesidades.
 
—Fueron sirenas en 2012, pinceladas rurales en 2013 y, para 2014, con 'Amor de margaritas', se observan aires nórdicos, ¿cómo es esta nueva colección?
 
—Siendo una novia más fluida, menos princesita, más relajada, siguen utilizándose colores tradicionales como el blanco y el blanco monje, y materiales clásicos como la gasa, el encaje, la organza, el micado...
 
—Solo hay un vestido de volantes de caracola, su buque insignia, ¿siempre quedara algo de Andalucía en el sello de Victorio y Lucchino?
 
—Yo creo que los reflejos de Andalucía no tienen por qué ser tan obvios, puede ser tu esencia, tu espíritu, pequeños matices o un sentido de la estética. No tienen por qué ser todo volantes, puede observarse en otros detalles como el encaje, que es un tejido que nos gusta mucho, o en cosas muy primorosas y trabajadas que huelen a la artesanía popular. Estamos muy orgullosos de ese volante porque es una caracola, un invento de patronaje que fue admitido por la Propiedad Intelectual, algo muy difícil porque exigen que sea algo muy novedoso. Es un buque insignia de la casa, pero hay momentos en el que lo sentimos más y otros en el que lo sentimos menos.
 
—¿Es cada vez más complicado encontrar la innovación?
 
—Nuestro trabajo es complicado, pero es para lo que servimos y nos encanta. Disfrutamos mucho en el tema novia; en el 'prêt-à-porter' estás más encorsetado, tienes menos posibilidades de apelar a la fantasía, tiene que ser una ropa más ponible de precios adecuados. En novias, te permites rozar la alta costura, puedes utilizar cosas más interesantes dejando volar más la imaginación.
 
—Sus vestidos se van transformando para convertirse en trajes de fiesta.
 
—Sí. Si en moda no vas cambiando, te quedas anclado y no existes. Las bodas van siendo diferentes. La novia quiere participar mucho. Antes, la novia desaparecía después del convite o de la cena. Hoy en día, los novios son los últimos en retirarse y están disfrutando y bailando. Tienen que ser trajes que se adapten a este ritmo.
 
—¿Cómo es el proceso de creación de un vestido de novia?
 
—¡Uufff!, como cualquier tipo de creación de las diferentes líneas que llevamos. Primero, estar muy expectante de lo que la demanda social te pide. Después, José Víctor y yo tenemos conversaciones sobre el enfoque de la colección y buscamos un leitmotiv como punto de partida. Empezamos a seleccionar tejidos que vayan acorde a lo que estamos sintiendo, empiezan los bocetos, las pruebas de patronaje, en las que donde creías que iba a funcionar muy bien una manga entiendes que no funciona y se introduce otro elemento... Es un proceso lento, arduo y muy creativo. También lleva mucho trabajo la realización, que se diferencia mucho de otras líneas porque requiere mucho esfuerzo.
 
—Parece que los novios son los grandes olvidados de la ceremonia, ¿qué tienen preparado para ellos para el próximo año?
 
—Nos gustaría tener la varita mágica que nos enseñara un traje de hombre que fuera muy novedoso, pero realmente seguimos sintiendo que el novio está mejor vestido de chaqué que con otro tipo de vertientes. Lo que sí intentamos es adaptar el clásico al concepto actual. En el novio lo que interviene más es un concepto de estilismo, la coquetería está en la corbata, el chaleco, la combinación de colores, en los zapatos...
 
—Con muchos más limites que en el caso de las novias.
 
—Sí, pero en el vestir los hombres lo tenemos así de limitado, tenemos el castigo de la uniformidad. Imagínate en una boda: una chica va con tirantes, otra con manga larga, otra con uno u otro color, con brillo o sin brillo... Podéis hacer lo que queráis. Pero los chicos... ¿ves tú en una boda a cada uno vestido de una manera? Lo suyo es que vayan con trajes.
 
—Participaron en la Barcelona Bridal Week y la Pasarela Cibeles, las dos citas más importantes de moda nupcial en España. ¿Qué tendencias vieron en los desfiles de cara al próximo año?
 
—No vemos nada en estas pasarelas. Nosotros llegamos estresadísimos, metidos en nuestro mundo. Llegamos, presentamos con todos nuestros nervios, hacemos el desfile, cogemos el camino y nos vamos. Después, quizá vemos cosas que aportáis desde la prensa, pero no te puedo dar una valoración porque no hemos parado desde entonces.
 
—¿Están pendientes de lo que hace el resto de firmas?
 
—Nunca nos ha gustado ni ver desfiles de compañeros ni nada. No estamos pendientes de lo que presenta el resto sino de la calle, de las tendencias, de las necesidades. Queremos ser genuinos, y al ser sensibles y ser esponjas, muchas veces cuando te pones a observar cosas de otros, sin querer te impregnas y lo que queremos es ser siempre nosotros mismos.
 
—¿Cómo viven esa vertiente artística de la moda? Están presentes en prácticamente todos los ámbitos de la vida.
 
—Nos encantaría ser gatos para tener siete vidas y, en cada una de ellas, poder desarrollar cada una de las disciplinas del arte. Elegimos la moda porque aglutina mucho todo eso. Balenciaga decía que había que tener la proporción del arquitecto, la armonía del músico, el sentido del color del pintor... Y es que el diseñador de moda se puede adaptar para todas las cosas. A mí me es igual que me llamen para personalizar o diseñar un coche, para hacer un interiorismo, un traje de novia o un jean. Todo es sensibilidad y creatividad, sobre todo si tienes forjada una estética propia.
 
—¿Cómo están afrontando la complicada situación actual?
 
—Como todo el mundo: adaptarnos a los tiempos que corren, a lo que nos toca ahora vivir. Tenemos que trabajar más que nunca, esforzarnos más e intentar sacar mejores precios. No se puede ir relajado. Antes, decíamos: “Venga, el mejor encaje de 'chantilly', el mejor del mundo, !y viva la Pepa! Porque esto es lo que yo quiero y lo que a mí me gusta”. Y ahora hay que mirar 16 muestrarios de encajes de 'chantilly' a ver cuál es el de mejor calidad y precio. Y así sucesivamente en todo.



Spa en Valencia

Los mejores Spa en Valencia

Relájate al máximo en los mejores Spa de Valencia y saca el mayor partido a tu tiempo libre con los mejores planes

 

Moda y Belleza

Los mejores looks de la semana
Los 5 mejores looks de la semana en Instagram

Los 5 mejores looks de la semana en Instagram

Los pantalones 'palazzo', los complementos y los básicos vuelven con más fuerza esta temporada

Peinados para fiestas de verano

Peinados para fiestas de verano

El efecto mojado, las coletas o las trenzas son opciones frescas para cuando el calor aprieta

Los siete mitos estrella sobre cómo cuidarse en verano

Los siete mitos estrella sobre cómo cuidarse en verano

Beber 8 vasos de agua o que el verano hace feliz son algunas de las cosas que no son ciertas del...

Los colores y tejidos perfectos para mantenernos fresquitos en verano

Los colores y tejidos perfectos para mantenernos fresquitos en verano

La elección del color y materiales en prendas nos ayudará a dar esquinazo al calor de la época...

Qué nutrientes tomar para conseguir un pelazo

Qué nutrientes tomar para conseguir un pelazo

Ciertos alimentos esconden algunas vitaminas que ayudan a conseguir la melena más deseada

Los aros dorados, los pendientes del verano

Los aros dorados, los pendientes del verano

Todo vuelve y estas míticas joyas son el complemento fetiche de la temporada