23 de mayo de 2016
23.05.2016
Consejos

Cómo cambia el cuerpo cuando se deja de fumar

Los beneficios de dejar de fumar para siempre empiezan inmediatamente después de apagar el pitillo

31.05.2016 | 08:29
Los beneficios de dejar de fumar.

No cabe duda de que fumar es nocivo para la salud, pero aquellos que son adictos al cigarrillo, les resulta sumamente complicado abandonar este mal hábito. Dejar de fumar es difícil pero no imposible. ¿Quieres conocer qué le sucede a tu cuerpo cuando apagas el último cigarrillo?

Dejar de fumar reporta beneficios inmediatos en la persona. En sólo 20 minutos el ritmo cardiaco, la presión arterial y la temperatura de manos y pies vuelven a niveles normales.

En 12 horas el monóxido de carbono en sangre baja a un valor estándar.

En un día, puede que tu estado de ansiedad llegue al máximo y seguramente seguirás nervioso, al menos dos semanas más. No obstante, también desde el primer día mejora el aliento y los dientes dejan de perder su color blanco. Las uñas y dedos dejan su color amarillento a causa de la nicotina y se recupera el sabor y el olfato, que permiten degustar mejor la comida.

Tras dos días sin fumar, se empiezan a regenerar las terminaciones nerviosas dañadas. Aumenta la irritabilidad hasta el nivel más alto, a causa de la falta de nicotina.

Si te hicieran un examen a los tres días, no te detectarían rastros de nicotina; el 90% ya habrá sido eliminada a través de tu orina. Además, empieza a mejorar tu funcionamiento pulmonar.

En una semana, tendrás varias tentaciones fuertes de fumar durante el día, que durarán sólo unos pocos minutos. ¡Aguanta!


Fotos: Getty Images.

En 10 días, todavía sentirás ganas irrefrenables de fumar, pero en menos ocasiones. Poco a poco irás notando que tus ganas de volver a fumar dejan de controlarte. Además, la circulación sanguínea de tus encías vuelve a la normalidad.

Al pasar entre 2 y 4 semanas finalizan los síntomas psicológicos de la abstinencia como la irritabilidad, la ansiedad, el insomnio.

Al cabo de 8 semanas, la resistencia en la insulina en fumadores se normaliza. En 2 o 3 meses mejoran notablemente la circulación sanguínea y la función pulmonar, a la par que disminuye el cansancio.

Entre 1 y 9 meses, los cilios pulmonares vuelven a crecer y son capaces de manejar la mucosidad, manteniendo los pulmones limpios, evitando infecciones. Notas, por otra parte, que te encuentras mejor. En unos pocos meses  tienes menos tos, menor congestión nasal y mejora el aparato respiratorio; se recupera de forma parcial la función de limpieza del árbol bronquial, con reducción de las infecciones de la vía aérea.

Un año después de dejar de fumar, el riesgo de enfermedad coronaria se rebaja a la mitad y mejora la energía. Al cabo de cinco años, el riesgo de cáncer de garganta, esófago, boca y vejiga también disminuye a la mitad. Además, el riesgo de cáncer de cuello y de ACV se iguala al de un no fumador.

Tras una década sin fumar, el riesgo de cáncer de pulmón, el de laringe y el de páncreas disminuyen a la mitad. A los 15 años, el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria es similar al de un no fumador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Spa en Valencia

Los mejores Spa en Valencia

Relájate al máximo en los mejores Spa de Valencia y saca el mayor partido a tu tiempo libre con los mejores planes