25 de julio de 2016
25.07.2016

El Hospital de La Ribera apuesta por un parto humanizado

Es uno de los primeros centros en incorporar la walking epidural, un tipo de anestesia que ofrece a la mujer más autonomía y autocontrol y facilita el descenso del feto a través de la pelvis, acortando el tiempo de dilatación - Se ha recreado el ambiente de una casa particular, para dar la máxima naturalidad al proceso de dilatación y parto.

26.07.2016 | 10:24
El Hospital de La Ribera apuesta por un parto humanizado

Colores e iluminación suave, cuadros inspiradores y relajantes, invisibilidad de los elementos hospitalarios, aromaterapia y musicoterapia. Estos son los elementos que acaban de adoptar las salas de dilatación y parto del Hospital Universitario de La Ribera, con el fin de ofrecer a las futuras madres un parto más humanizado.

"Se ha tratado de recrear el ambiente de una casa particular, para dar la máxima naturalidad al proceso de dilatación y parto. La embarazada no es una enferma sino una mujer que se enfrenta a un proceso fisiológico absolutamente natural y debe hacerlo en un ambiente relajante y que no le resulte hostil, siempre que médicamente sea posible". Así lo afirma la responsable de Paritorios del centro alcireño, Erme Abarca.

Junto a ello, las nuevas zonas de dilatación y parto cuentan con pelotas de fitball y monitores inalámbricos que permiten a la mujer adoptar posiciones más cómodas y caminar durante el proceso de dilatación. "Que la mujer tenga movilidad en este momento es muy importante, ya que puede adoptar posiciones en las que se reduzca su dolor y, además, la movilidad permite que el feto descienda con más facilidad a través de la pelvis y que el proceso de dilatación se acorte".

Walking epidural
Para garantizar la autonomía de la futura madre, el Hospital de La Ribera es uno de los primeros centros hospitalarios de la Comunitat Valenciana en incoporar la walking epidural o epidural ambulante, un tipo de anestesia que controla los dolores propios del parto pero que no bloquea las piernas de la mujer, permitiéndole caminar y moverse con total libertad por la sala de dilatación y parto, ir al baño sola si así lo desea, e incluso darse una ducha si le apetece.

Además, "con este tipo de analgesia, la mujer, que es la que va suministrándose la anestesia según va sintiendo dolor, puede colaborar de forma más activa en el trabajo de parto", ha destacado la responsable de Paritorios, quien ha añadido que, "en cualquier caso, si la mujer necesita optar por la epidural tradicional, la walking epidural puede revertirse en cualquier momento en ese tipo de anestesia".

Otra de las novedades que ha introducido el Hospital de La Ribera para las futuras madres es la de ofrecer líquidos a las parturientas durante el proceso de dilatación. "No hay evidencia que justifique el ayuno prolongado de las mujeres que están de parto, siempre y cuando se trate de un parto de bajo riesgo y, sin embargo, el ingerir líquidos permite prevenir casos de deshidratación y cetosis (aumento de la acetona en sangre y orina) en el caso de dilataciones largas", ha señalado Abarca.

Apostando por un parto humanizado
Con estas novedades, el Hospital Universitario de La Ribera amplía las opciones de parto que ofrece a las futuras madres, "que son las que, con el asesoramiento del profesional sanitario, deciden, en última instancia, cómo desean que se lleve a cabo su parto, siempre que no haya contraindicación médica".

Así, esta forma de dar a luz se suma a las modalidades que ya ofrecía el hospital alcireño como el parto en diferentes posturas (sentada, semisentada, de lado), o la elección de anestesia epidural o métodos alternativos de mitigar el dolor como la ducha con agua caliente en la sala de dilatación, la infiltración con suero en la zona baja lumbar o el gas analgésico.

Según ha señalado Abarca, "el Hospital de La Ribera apuesta siempre por un parto humanizado, priorizando el parto vaginal y evitando la realización rutinaria de la episotomía (corte vaginal), y utilizando la cesárea solo en los casos estrictamente necesarios. De hecho, la tasa de cesáreas del Hospital de La Ribera es una de las más bajas de la Comunitat Valenciana".

Ello se completa con técnicas como el contacto piel con piel entre la madre y el recién nacido, el fomento de la lactancia materna y el clampado tardío del cordón umbilical.

Además, el Hospital de La Ribera mantiene su oferta de anestesia epidural las 24 horas del día, ecógrafos de alta resolución y habitaciones y salas de dilatación individuales, para que el momento del parto en el centro alcireño vaya siempre ligado a las condiciones de seguridad, intimidad y calidad.

Cada año, cerca de 2.000 mujeres confían en el Hospital de La Ribera para planificar su parto, independientemente de su lugar de residencia, gracias al decreto de libre elección que permite ser atendido en cualquiera de los hospitales públicos de la red sanitaria valenciana.

Más información: Infolaribera: 962 457 001

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Spa en Valencia

Los mejores Spa en Valencia

Relájate al máximo en los mejores Spa de Valencia y saca el mayor partido a tu tiempo libre con los mejores planes