26 de octubre de 2015
26.10.2015
Cyberdiario

Conexión de internet donde el wifi no llega

26.10.2015 | 04:15
Conexión de internet donde el wifi no llega

«PLC» permite aprovechar la instalación eléctrica de la casa para transmitir datos a través de los cables de cobre de forma estable y a mayor velocidad que la mayoría de redes de conexión wifi. Pero cuidado, no todos los dispositivos cumplen como deben.

Con la proliferación de nuevos dispositivos inteligentes en el hogar y el aumento de los contenidos multimedia „Netflix acaba de aterrizar„, cada vez es más necesaria una red de datos doméstica que sea rápida, estable y que abarque toda la superficie de nuestra casa. En la mayoría de casos, los routers que las compañías telefónicas suministran a sus clientes son de mala calidad, evidenciándose su insuficiencia para permitirnos disfrutar plenamente de televisores inteligentes, consolas de videojuegos e incluso las nuevas tabletas. Pero más allá de las redes wifi existe una tecnología que nos puede ayudar. Su nombres es PLC, acrónico de comunicaciones a través de la línea eléctrica „Power Line Communications en inglés„.

Lo que hace un sistema PLC es aprovechar el cableado eléctrico de toda la casa para transferir a través del hilo de cobre no solo la electricidad, sino también los datos, es decir, internet. El sistema se compone de un emisor y de tantos receptores como queramos poner en cada habitación de la casa, aunque los kits que hemos podido probar se componían en todos los casos de un emisor y un receptor.

El emisor, que se conecta mediante un cable de red al router, transfiere a través del enchufe de la pared la conexión a internet por todo el hogar. Por otro lado, en la estancia en la que queramos disfrutar de conexión a internet tan solo tenemos que enchufar el receptor, al que se podrá conectar mediante un cable de red cualquier ordenador, consola o TV inteligente. Así de simple y así de eficaz.

¿Y qué pasa con el wifi?
La gran ventaja de un sistema PLC frente al wifi es que es más rápido que una red inalámbrica normal, pero sobre todo más estable. Las redes inalámbricas suelen fluctuar y su señal no siempre es tan fija como nos gustaría. Eso no ocurre con una red PLC.

Pese a todo, una red wifi es a día de hoy un elemento imprescindible en los hogares ya que son necesarias para que smartphones y tabletas se puedan conectar a internet sin gastar datos telefónicos. Es por ello que existen algunos modelos de dispositivos PLC que, además de proporcionar una red rápida y segura en cualquier enchufe, crean su propia red wifi para que podamos conectar cualquier dispositivo móvil.
Son muchos los fabricantes que comercializan dispositivos PLC, y en muchas ocasiones son compatibles entre sí. Esto supone una gran ventaja si en el futuro queremos ampliar nuestra red PLC con nuevas conexiones ya que, aunque no encontremos receptores de la misma marca, siempre que cumplan con la norma IEEE1901 podremos utilizarlos con la red que ya tengamos en casa o la oficina.
Y es que al final cada vez son más los dispositivos del hogar que están conectados. El «internet de las cosas» es una realidad que avanza imparable y para ello necesitamos una red doméstica en condiciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine