09 de mayo de 2016
09.05.2016
Cyberdiario

Jugando al despiste

Con la llegada del primer iPad todo hacía indicar que el ordenador estaba destinado a una cruel desaparición, pero ha sido precisamente Apple quien ha presentado un portátil único en el mundo nunca.

09.05.2016 | 11:19
Jugando al despiste

En el año 2010 Steve Jobs presentaba en sociedad un dispositivo que estaba llamado a cambiar el concepto de la informática, de la tecnología y del uso que a diario hacemos de los dispositivos electrónicos. Bajo el nombre de iPad, medio planeta se asombraba ante lo que estaba por llegar. La empresa que lo había cambiado todo con el iPod o el iPhone intentaba coronar la más alta de las cumbres de la tecnología: la del ordenador personal.

Enseguida las ventas aumentaron, dando comienzo a la que el propio Jobs llamó «era postPC». El ratón estaba muerto, y las pantallas táctiles tomaban el poder. Y aunque no se equivocaba del todo, las cosas no acabaron de ir como el genio de San Francisco había predicho.

Cada nuevo iPad que salió al mercado mejoró no solo en potencia, características y ventas a su antecesor, sino que produjo un movimiento en toda la industria que llevó a que las tabletas se masificaran. Los siguientes años vieron cómo las ventas de tabletas crecían imparables mientras que los ordenadores perdían cuota de mercado.

Pero como todo en esta vida, lo bueno se acaba. Y así fue como el pasado año las ventas de ordenadores, impulsadas por los dispositivos dos en uno y los Ultrabooks ideados por Intel, aumentaron sus ventas, dándole la vuelta a la tendencia de los últimos años.

¿Y ahora qué?
Posiblemente, ante esa situación del mercado, Apple decidió el pasado año atacar por dos frentes. El primero consistió en lanzar la más grande y potente de las tabletas que existen. Bajo el nombre de iPad Pro „desde 679 el modelo de 9,7"„, la compañía estadounidense sorprendió con un dispositivo táctil cuya potencia supera de lejos a muchos de los ordenadores del mercado.

Además, presentó un nuevo concepto de ordenador: el MacBook „desde 1.449 euros„. Bajo el mismo nombre que tanta gloria otorgó en el pasado a la compañía, Apple empezó a vender la quintaesencia de los ordenadores portátiles, el dispositivo que marca el camino que todos seguirán, y que en realidad ya están siguiendo.

Hace apenas unos días, Apple ha presentado la evolución del MacBook. En su versión 2016 este ordenador portátil fino, delgado, ligero y con una batería casi incombustible es todavía mejor. El acierto de incluirle el nuevo y más avanzado procesador Intel de la clase M ha hecho que su autonomía sea todavía mayor, y que su rendimiento supere con creces a la versión anterior.

Y es en este punto cuando surge la gran pregunta: ¿MacBook, iPad Pro o un ordenador portátil 2 en 1 con pantalla táctil como el HP Pavilion „499 euros„? Es la pregunta del millón. Por ahora, en cuanto a rendimiento, tan solo el sistema operativo marca las diferencias. Eso y el precio. Apple podría estar jugando al despiste, aunque tal vez se está posicionando de cara al futuro. Ver veremos...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine