02 de abril de 2018
02.04.2018
Cyberdiario

Los más duros del barrio

El mayor problema de los teléfonos móviles actuales es su fragilidad ante las caídas. Pero existen algunos dispositivos que se diría han tomado esteroides y anabolizantes: son duros, están cachas y pueden con todo

02.04.2018 | 04:15
La firma Invisible Shield ha lanzado al mercado una nueva funda de gran resistencia para los iPhone 8 y X.

Uno de mis mejores amigos se llama José. José Fernando para más señas. Y tiene un trabajo la mar de interesante: es instalador de fibra óptica. El tipo es majo. Majísimo. Pero es un auténtico manazas en lo que a móviles se refiere. Móvil que coge, móvil que destroza en cuestión de semanas...

A finales del pasado año mi amigo me lanzó un reto imposible de ignorar. «No eres capaz de encontrar un teléfono que me aguante tres meses sin romperse» me inquirió con una desafiante mirada. Y como no podía ser de otra forma, me puse a buscar. Y no solo encontré ese teléfono, sino que lo hice por partida doble.

Si mencionamos la marca Caterpillar lo primero que nos viene a la mente son las famosas excavadoras que tantas veces hemos visto en las películas de Hollywood. Pero los más tecnológicos saben que esa marca es también sinónimo de algunos de los dispositivos más duros que existen. El Cat S41 ? –450 €– es un smartphone sin par. Estanco, sumergible hasta dos metros, resistente al polvo y con una pantalla con Gorilla Glass de categoría 5 es capaz de aguantar caídas de hasta 1,8 metros sobre hormigón. Al menos eso afirma el fabricante.
Pero mi amigo José Fernando, el mejor beta tester que existe si se trata de probar la resistencia de un teléfono móvil, llevó dicha resistencia al límite. El pasado mes, un whatsapp me informaba de hasta dónde había llegado. «Tío, se me ha caído el Cat este desde un tercer piso. Por la ventana. ¡Y no se ha roto!».

Asustado, corrí a renirme con él esa misma tarde y, efectivamente, «el Cat ese» estaba claramente magullado. Pero funcionando a la perfección. Y para acabar de rizar el rizo descubrimos que este móvil tiene una batería tan grande que puede incluso servir como cargador para el resto de teléfonos. Ver para creer...

La otra gran marca de dispositivos Tough –así se llaman este tipo de gadgets robustos– es Panasonic. La firma japonesa tiene en el mercado una joya única: el Toughpad FZ-F1 ? –1.700 €–. Esta maravilla tecnológica destaca por muchas cosas, pero una de las que más llaman su atención es su sistema operativo: Windows.

Como si de una tableta de tamaño bolsillo se tratara, el Toughpad de Panasonic ofrece funcionalidades que justifican su elevado precio. Lo primero es decir que incorpora un potente procesador Qualcomm Snapdragon de gama alta. Una de sus más interesantes características es la incorporación de un lector láser para códigos de barras que, junto al sistema operativo Windows, permite instalar software dedicado para sistemas de reparto o de paquetería. Sumergible, resistente al polvo y con certificación militar de resistencia, su batería extraíble es de otro planeta ya que se puede cambiar en caliente. Esto significa que se puede quitar, poner una de reemplazo, ¡y el teléfono no se apaga!
Y si alguien se está preguntando si este también se cayó de un tercer piso, hay que decir que no. Pero sí desde lo alto de cierta escalera... Y es que mi amigo José Fernando es un pelín manazas. Pero majo. Majísimo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine