07 de diciembre de 2017
07.12.2017

Su Majestad el Cava

Tras años de trabajo, esfuerzos, alegrías y tras sentencia del Tribunal Supremo, el BOE de 19 de mayo de 1993 publicaba la Orden del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que incorporaba el término municipal de Requena, en la provincia de Valencia, a la región del cava

07.12.2017 | 04:15

Desde esa fecha hasta nuestros días Requena y el cava nacido desde su viña ha crecido y lo que en principo eran unas botellas ahora son millones, los que fueron pioneros del cava han crecido y multiplicado, el mercado local ha sido superado por la internacionalización y todos juntos han dado a la sociedad la satisfacción de tener en sus manos una copa de excelente cava.

El cava es uno de los vinos españoles con mayor proyección internacional, quizá el más reconocido y acreditado en todos los mercados y se puede disfrutar de él en cualquier momento, aunque determinados acontecimientos, celebraciones o eventos, lo hagan necesario.

Su Majestad el cava, «puede ser uno de los elaborados más completos que el ser humano haya podido crear de manera natural» según M. Raventos (1985), no tiene horas para su consumo y es un acompañante ideal desde el inicio de una amistad, hasta el hecho de compartir mesa y mantel con personas queridas.

La cronología reciente del cava como proceso, producto y región, su relación con otros espumosos naturales unidos al origen y su competitividad en la sociedad generan una historia propia, no exenta de leyenda, que le otorga personalidad, valores propios e imagen comercial.

En tierras de Champagne (Francia) entre cenobios y castillos, se comentaba en el S XVI la personalidad de unos «Vinos Insumisos», que no finalizaban nunca su fermentación y nunca dejaban de hervir en las vasijas, ello despertó la curiosidad de un monje Dom Perignon (1688).
Con el tiempo aquellos vinos del «diablo», «rompe botellas»y «salta tapones» paso a ser el «Vino de la Ilustración», que tras la toma de la Bastilla se transforma, de forma gradual, en propio de fiestas recatadas, algo frívolo y acompañante de todo glamour. Vino ganador o consolador, según Napoleón, de referencia, de imagen.

Aquí en España, los primeros intentos de elaborar vino espumoso por el método Champanoise, se desarrollan en Cataluña (1824) y la Rioja (1857), siendo en 1872 cuando el «Xampany», después Cava, empieza su proceso de industrialización artesanal por la buena relación entre el empresariado y el Instituto Agrícola Catalán de San Isidro.

Tras la observación, reflexión y experimentación, con la colaboración de todo el tejido vitivinicultor de Cava, se inicia un periodo de compromiso con la calidad, innovación y servicio a la sociedad que sitúa al producto en la cima de toda referencia.

Tras años de trabajo, esfuerzos, alegrías y tras sentencia del Tribunal Supremo, el BOE de 19 de mayo de 1993 publicaba la Orden del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que incorporaba el término municipal de Requena, en la provincia de Valencia, a la Región del Cava. Nacía «Su Excelencia el Cava Elaborado en Requena».

Desde esa fecha hasta nuestros días Requena y el cava nacido desde su viña ha crecido y lo que en principio eran unas botellas ahora son millones, los que fueron pioneros de cava han crecido y multiplicado, el mercado local ha sido superado por la internacionalización y todos juntos han dado a la sociedad la satisfacción de tener en sus manos una copa de excelente cava.

¿Que posee en su personalidad este tipo de vino que es capaz de impresionar, cautivar y seducir?. ¿Qué características, valores y atributos, le acompañan?. ¿Qué encanto posee la espuma, la efervescencia y la burbuja, capaz de fijar la atención y emocionar?.¿Por qué razón su volubilidad permite la armonización gastronómica, diversa?.¿Por qué hay que creer en el cava? y en el cava elaborado en Requena.
Todo ello tiene una explicación sencilla, humilde y robusta: El compromiso de buen hacer desde el viñedo, la viña, la bodega, el comercio, la distribución y el consumo. Su cadena de valor capaz de ganar la credibilidad del sistema alimentario.

La personalidad de un Cava, radica en una serie de elementos unidos al territorio, al paisaje, al agrosistema vitícola (suelo, clima, variedad, técnicas de cultivo, terroir), al proceso de elaboración, a la caracterización de vino base y la toma de espuma, del vínculo creado con su entorno y sus características organolépticas que marcan diferencias.

Tranquilidad, tiempo, silencio, tecnología e inteligencia humana, al servicio de una sinfonía que traduce aquello que la madre naturaleza otorga (uva madura) en sonido y expresión de colores, aromas, gustos, capaz de trasmitir las sensaciones encontradas en una copa.
Alcemos nuestra copa de buen cava. Desde Requena, Feliz Navidad, Bon Nadal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 
Enlaces recomendados: Premios Cine