21 de septiembre de 2018
21.09.2018

El mejor consuelo

Un estudio demuestra que los perros actúan rápido para consolar a sus dueños cuando detectan que están tristes

21.09.2018 | 11:41

Un estudio ha demostrado que los perros son muy conscientes de las emociones de sus dueños, pero no solo eso, sino que los canes superan todo tipo de obstáculos en el mayor tiempo posible para ofrecer su ayuda y consuelo a su amo. En un artículo de la revista Learning & Behavior, los investigadores escriben que los perros con fuertes lazos con sus dueños se apresuran a empujar una puerta cuando les escuchan llorar.
«Descubrimos que los perros no solo sienten lo que sienten sus dueños, si un perro conoce la manera de ayudarlos, atravesarán barreras para ayudarlos», explica la autora principal del estudio, Emily Sanford. Estudios previos han encontrado que los perros son altamente receptivos al llanto humano pero el equipo de Sanford es el primero en demostrar que si detectan angustia emocional se apresuran a hacer algo al respecto. La idea del experimento surgió cuando la coautora del trabajo, Julia Meyers-Manor, jugaba con sus hijos. Los niños la enterraron en almohadas. «Mi esposo no vino a rescatarme, pero en unos pocos segundos, mi Collie me había sacado», relata.

El experimento involucró a 34 perros de diferentes razas y tamaños, así como a sus Los propietarios se colocaron detrás de una puerta transparente cerrada con imanes. Los perros podían verlos y escucharlos. Sentados detrás de la puerta, se les pidió a las personas que tararearan Twinkle, Twinkle Little Star o lloraran. Los perros que pudieron atravesar la puerta para 'rescatar' a sus dueños mostraron menos estrés. «Los perros han estado al lado de los humanos durante decenas de miles de años y han aprendido a leer nuestras señales sociales -apunta el investigador-. Los que tienen perro pueden decir que estos sienten sus sentimientos. Nuestros hallazgos refuerzan esa idea y demuestran que los perros que saben que su gente está en problemas podrían entrar en acción».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook