José Antonio Martínez, Orihuela

El portavoz del Centro Liberal en el Ayuntamiento de Orihuela, Jesús Ferrández, reclamó al fiscal que estudie un informe de la intervención municipal en el que se alerta de la existencia de partidas ficticias de once millones de euros en los presupuestos, cuyo único objetivo es cuadrar números. El edil declaró ayer como testigo ante el fiscal Anticorrupción en la investigación que mantiene abierta para aclarar si existe corrupción en el Ayuntamiento de Orihuela. La declaración de Ferrández fue más breve que la de sus compañeros de Izquierda Verde y del PSOE, y estuvo en el despacho del fiscal durante una hora y media. Con esta comparecencia, acaban las declaraciones de los portavoces de la oposición que han sido citados a lo largo de esta semana.

Según Ferrández, estas partidas ficticias «no es dinero que se haya llevado nadie, sino que se trata de una manipulación contable, es decir, se han maquillado las cuentas para cuadrarlas». El concejal insistió en que no acudía para denunciar nada en concreto, sino simplemente para aportar al fiscal Felipe Briones líneas de trabajo en su investigación.

La existencia de esas partidas ficticias es una de las conclusiones que apunta un informe del nuevo interventor municipal que entró en el Ayuntamiento oriolano después de que estallara el escándalo de las irregularidades contables. Dicho informe fue remitido en su día al juzgado de Orihuela que está investigando la presunta apropiación de fondos municipales por parte del ex interventor municipal. El edil pidió al fiscal que reclame esta documentación para incorporarla a la investigación.

«No apoyaremos a nadie»

A diferencia de sus compañeros de corporación, Ferrández no acudió con documentación al despacho del fiscal, ya que ésta ya ha sido aportada por los otros dos ediles en las anteriores declaraciones. Ferrández también incidió en que el citado informe del interventor habla de la existencia de facturas falsas y de manipulación contable en el Ayuntamiento. Entre estas irregularidades destacó la presunta apropiación del dinero recaudado en los espectáculos musicales organizados por el Ayuntamiento, que nunca entraron en las arcas municipales. Asimismo, Ferrández aludió a las presuntas facturas falsas cobradas por la empresa Necso por trabajos no realizados con motivo de la puesta en funcionamiento del Plan General.

El portavoz del Centro Liberal subrayó que su grupo «no respaldará a nadie», en referencia a la división que sufre el PP oriolano, informó Efe.