M. V., Alcoi

La coordinadora contra el plan eólico de El Comtat ha remitido cuatro cartas a la Unidad de Energía dependiente de la Conselleria de Infraestructuras, para que resuelva todas las irregularidades detectadas en el proyecto. La entidad vecinal le recuerda que no puede faltar a la ley y añade que está incurriendo en una ilegalidad por no contestar a los requerimientos del Síndic de Greuges.

En una de las misivas, la coordinadora recuerda que en octubre de 2004 solicitó por primera vez copia de toda la documentación del plan, recibiendo la negativa por respuesta. Ahora señalan que una directiva europea obliga a la administración a «poner la información relativa al medio ambiente a disposición de cualquier persona física o jurídica que lo solicite».

En la segunda carta, también se recuerda que la coordinadora ya alertó que se había incumplido la ley al ser el período de exposición pública de una de las líneas de alta tensión de sólo 20 días y no de 30 días hábiles. Ya en la tercera, solicitan información sobre el estado de la tramitación de las más de 40.000 alegaciones presentadas en agosto de 2004, «puesto que hasta que éstas no sean contestadas, no se puede iniciar un proceso judicial».El último escrito hace referencia al anuncio de la Conselleria de Infraestructuras de que se habían reducido a la mitad los aerogeneradores previstos. La coordinadora califica esta aseveración de «mentira flagrante», ya que, aseguran, desde que se publicó el proyecto de la zona 14 «han sido siempre 50 molinos de 100 metros de altura los proyectados».