M. Vilaplana, Castalla

Una fontanería de Castalla fue escenario de un robo en la madrugada de ayer, en el que los autores sustrajeron cerca de 1.000 euros en metálico tras practicar un butrón en el tejado. Los ladrones forzaron la caja fuerte y registraron toda la oficina para hacerse con el dinero.

La fontanería está situada a las afueras del casco urbano, concretamente en la calle Victoria. Según la información facilitada, los hechos se registraron de madrugada. Los ladrones practicaron un agujero de un metro de diámetro en el tejado de uralita, descolgándose desde allí hasta la oficina del establecimiento. Una vez en el interior, forzaron la caja fuerte golpeándola, y registraron todos los cajones en busca del dinero.

Los autores del robo escaparon con un botín cercano a los 1.000 euros en metálico, forzando en esta ocasión la puerta de la fontanería.

El propietario del negocio detectó lo sucedido a las siete de la mañana de ayer cuando iba a iniciar la jornada laboral, poniendo los hechos en conocimiento de las fuerzas de seguridad de la población.

Se da la circunstancia que éste es el segundo robo que registra Castalla en sólo dos días. El anterior tuvo lugar el pasado martes en un supermercado, cuando cuatro hombres con las caras cubiertas protagonizaron un atraco tras amenazar a los empleados y clientes con armas blancas.