Blog 
100 maneras más de conectarse a la Fuente
RSS - Blog de Arnau Benlloch

El autor

Blog 100 maneras más de conectarse a la Fuente - Arnau Benlloch

Arnau Benlloch

Periodista. Observador social. Inspiración para el Cambio. www.arnaubenlloch.com

Sobre este blog de Cultura

En este blog comparto mis inquietudes sobre cómo llevar una vida más apacible y tranquila, sintiéndote conectado a la Fuente, esa de donde toda vida brota.


Archivo

  • 14
    Octubre
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Valencia problemas soluciones crecimiento

    Manera 106: Toma perspectiva

    No hay mejor modo de hacer un problema grande, grave y complicado que dejarte rebozar por él, concentrarte en su núcleo hasta quedar atrapado en su interior y entonces hacerlo rodar y rodar hasta convertirte en una persona fuertemente asida a un problema con el que desparramar cuesta abajo mientras crece y crece sin fin dejándote agotado, sin aliento y sin ánimos.

    Aunque parezca una exageración, esta es la inaudita manera en la que muchas veces tratamos de solucionar eso que llamamos problemas. Ese conjunto de ideas preconcebidas, miedos aprehendidos y fantasmas pavorosos que cultivas en tu mente y que te provocan una serie de preocupaciones crónicas que, lejos de hacerte evolucionar, te empujan a hacerte más pequeño cada día.

    Problemas recurrentes

    Todos tenemos patrones de comportamiento que nos llevan a cojear de algún pie. Hay quienes suelen acarrear problemas laborales, otros son adictos a los problemas de pareja, problemas económicos, de comunicación, de autoestima, con tus superiores, con los hijos, con los padres. Cada personalidad en cada momento evolutivo suele tener cierta predilección por darle a la pianola de los problemas y normalmente repite el mismo estilo de partitura. Parece ser que debemos aprender alguna serie de canciones y si no lo hacemos, la vida nos ayuda repitiéndonos su estribillo.

    No quisiera pecar de simplista con esta reflexión, porque no quisiera restar importancia a verdaderos dramas que suceden en la vida. Precisamente porque hay personas que están viviendo verdaderos dramas, verdaderos problemas con mayúsculas y situaciones absolutamente inimaginables que producen un dolor también inimaginable, creo que tomar perspectiva te permite ver que tus asuntos cotidianos vistos desde un poco de distancia se convierten en elementos más pequeños, más ligeros y con mucha menor importancia de la que les estás insuflando.   

    Manera 106: Toma perspectiva

     

    Image by Frank Moth  

    No eres tan importante

    Siento comunicarte que no eres tan importante y, por tanto, esos problemas abominables que no te dejan dormir, esos que te inundan de adrenalina y cortisol quizá tampoco lo sean.

    Siento comunicarte también que la existencia sin ti podría funcionar perfectamente, y aunque tú no lo verás, cuando ya no estés todo continuará más o menos igual. Sin embargo, soy de los que piensa que si estás aquí no es por un accidente natural ni un cruce de cables del cosmos. Estás porque eres necesario en el engranaje de la vida y por tanto debes aprender a solucionar tus problemas, uno detrás del otro y sobre todo a darles una importancia relativa.

    Hacer de todo un problema es una de las principales maneras de perder el tiempo y de olvidarte de vivir. Dedicando tu energía vital a sufrir en vez de a tratar de superar los obstáculos lo único que conseguirás es acostumbrarte a tener la necesidad constante de estar preocupado por algo y el día en que te encuentres bien, tu tendencia será buscar problemas donde no los hay para sentirte tú de nuevo.

    Hay quien dice que la Fuente nunca te enfrentará a problemas que no puedas solucionar, te costará más o menos, sufrirás más o menos, te dejarás el alma más o menos, pero siempre podrás pasar de pantalla. Todo problema tiene su solución y si no tiene solución no es un problema, es otra cosa.

    La puerta cerrada

    Te empeñas en atravesar a golpes la puerta cerrada, chocando una vez tras otra contra ella. Empleas toda clase de instrumentos, arietes, palancas, llaves de todo tipo, pero no consigues abrir. Sin embargo, otra persona con la misma puerta cerrada enfrente golpea un par de veces, intenta abrir y al no conseguirlo se retira unos metros atrás para tomar perspectiva y en ese instante, con una visión más amplia, se da cuenta de que hay otra puerta unos metros más a la derecha. Se dirige hacia allí y resulta que está abierta. Prueba superada sin casi esfuerzo, solo ha habido un cambio de movimiento que le ha permitido salir de la ofuscación.

    Cuando percibimos una dificultad el movimiento inmersivo te hunde más en el problema y el movimiento emergente te cambia el punto de vista. Tratar de cambiar tu mirada desde otra perspectiva, tomar una distancia prudente, soltar, respirar, te hará darte cuenta de que si en ocasiones anteriores has superado pruebas duras esta vez también saldrás victorioso.

    Haz lo posible por solucionar tus asuntos. Si das el máximo la cosa deja ya de estar en tus manos. Y si hay algo que te impide darte al máximo pregúntate si es que hay algún beneficio oculto que estás obteniendo por mantener ese problema latente.

    ¿Estás escabulléndote de tu responsabilidad como hacedor de circunstancias? Deja de atacar el problema por el núcleo, deja de bombardear sobre el mismo punto y distánciate de él, oblígate a no pensar en ello unos días, elige otro problema diferente antes de volver a este que tantos dolores de cabeza te provoca. ¿Estás completamente seguro de que ese problema es tan grave? ¿Estás completamente seguro de que es un problema?

    Si no consigues tomar perspectiva ahora, siempre te quedará consultar la hoja de soluciones que te la dará la perspectiva del tiempo. Mirando hacia atrás verás que todo obtuvo solución de una manera u otra. ¿Por qué esta vez iba a ser diferente?

    No se trata de mirar hacia otro lado. Se trata de mirar desde otro lado. Manera 106 de conectarse a la Fuente: Toma perspectiva.

     

    También te puede interesar:

    6 Deja de quejarte

    24 Toma decisiones

    81 Desdramatiza

    92 Valora lo que tienes

    98 Serena tu mente

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook