Blog 
100 maneras más de conectarse a la Fuente
RSS - Blog de Arnau Benlloch

El autor

Blog 100 maneras más de conectarse a la Fuente - Arnau Benlloch

Arnau Benlloch

Periodista. Observador social. Inspiración para el Cambio. www.arnaubenlloch.com

Sobre este blog de Cultura

En este blog comparto mis inquietudes sobre cómo llevar una vida más apacible y tranquila, sintiéndote conectado a la Fuente, esa de donde toda vida brota.


Archivo

  • 28
    Octubre
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Valencia cambio Evolución

    Manera 108: Evoluciona

    El mero hecho de transitar por la vida te lleva a moldearte por la propia fuerza de la fricción, a erosionarte y transformarte en una persona que antes no eras pero que ahora necesitas ser.

    Siendo que la vida es continuo cambio, a veces el cambio no basta porque no implica que sea a mejor. Sin embargo, evolucionar es un acto consciente de cambio a mejor, de transformación en positivo que te hace adaptarte al momento presente, a la realidad que te circunda. Te ayuda a romper con clichés obsoletos e ideas de otros tiempos para convertirte en una persona que ha crecido y que sabe reconocer cuándo hay que soltar la rigidez de pensamiento y abrirse a nuevas maneras de ver la realidad.

    Atreverse a nadar entre las aguas de la contemporaneidad es de valientes porque se trata de aceptar que hay cosas que con la edad comienzas a no entender de las generaciones más jóvenes, eso mismo que le ocurrió a tus padres y a tus abuelos. Por eso te invito a ver lo positivo de lo que está llegando y, aunque parezca que todo tiempo pasado fue mejor, si comprendes desde lo profundo y entiendes el proceso, te darás cuenta de que seguir el ritmo de la evolución social es más sencillo si te preocupas por tu propia evolución personal.

     Manera 108: Evoluciona

    Image by Lian Mcneill  

    Nos enfrentamos a una sociedad hiperconectada, excesivamente dependiente de la inmediatez, y la tecnología, algo superficial y con deseos de individualidad, pero también, más igualitaria, más espontánea, con mayor inteligencia emocional y con una mayor comprensión de la ecología, la igualdad, la solidaridad y con muchos jóvenes que, aunque no sean destacados en los medios, viven inquietos y en una constante búsqueda de respuestas espirituales para tratar de comprender de qué va esto a lo que llamamos vida.

    Hacia adelante

    La evolución conlleva ir cerrando un sistema de compuertas que ya no te permiten volver atrás, ya no te permiten caer en hábitos que habías logrado superar y también te impide relacionarte de la misma manera con personas con las que, por tu evolución o la suya, han bifurcado de tu camino.

    Tu evolución no es lineal y las crisis forman parte de tu necesidad evolutiva. Una crisis personal te hace volver a otear el horizonte y corregir el rumbo, desapegarte de una manera de vivir que ya no te sirve y engancharte a otra que es más acorde con eso que has venido a ser.

    La evolución personal vista en perspectiva te hace ver los cambios conseguidos con el paso de los años, los hitos alcanzados, la manera en que has pulido esas limitaciones que en un principio te parecían insalvables y de las que ahora eres un experto.

    La superficialidad provoca estancamiento

    Quien navega en aguas poco profundas tiene pocas probabilidades de naufragar, pero existe un peligro peor y es quedarse varado. Cuando te estancas se inicia el proceso de podredumbre y tu vida comienza a convertirse en ciénaga, en pantano oscuro y fangoso.

    Para atreverte a navegar en aguas profundas, has de hacer que tu mar interior sea cada vez más hondo.  Llénate de vacío, aligera tu vida, simplifica, suelta lastre y así tu nave no embarrancará.

    Evolucionar de la mano

    La evolución a pesar de ser algo individual y muy personal, encuentra en la pareja y en la familia un potenciador. Evolucionar junto a la persona con la que has decidido compartir el presente es todavía más enriquecedor. Me siento muy afortunado de haber encontrado a mi compañera de evolución, un espejo en el que ver mis limitaciones, mis frustraciones, pero también mis posibilidades, mis potencialidades y sobre todo sentir el amor, ese que hace que lo difícil se transforme en sencillo y que los saltos, cogidos de la mano, den menos vértigo.

    Las personas que aportan, que enriquecen, que te ayudan a elevarte forman parte de tu proceso de evolución y merecen tenerte cerca también en su propio proceso. Cuidado con la falsa sensación de que eres autosuficiente. La Fuente atrae a tu vida a las personas adecuadas y las circunstancias necesarias para cada momento evolutivo. Saber detectar cuáles son depende de lo afinado que estés, de lo centrado que te encuentres y del empeño que pongas en evolucionar.

    Limar las aristas

    El paso del tiempo y tu trabajo de crecimiento hacen que esas aristas de tu carácter que hieren, que rasgan, que entorpecen tu avance, se vayan transformando en superficies romas que te permitan llevar una vida más fluida en donde las formas suaves y redondeadas dan paso a una personalidad más circular. Todo va más rodado, todo cuesta menos porque no chocas constantemente con la realidad, simplemente circulas por ella como una moneda que rueda adaptándose a la superficie del suelo.

    La evolución personal necesita de momentos expansivos, de apertura, de hacer, de colaborar, de apoyar causas y movimientos, pero también necesita de esos impulsos más sutiles de contracción que te acercan a ti mismo, que te permiten encontrarte contigo y, desde lo profundo, crear los clics necesarios para tu renovación, para saber quién realmente eres y para saber qué realmente haces ahora aquí.

    El deseo de evolucionar es directamente proporcional al deseo de seguir vivo, tener ilusión, sentir entusiasmo. No te quedes estancado, hasta el último suspiro de tu vida vas a poder evolucionar y tu evolución hace evolucionar al mundo.

    Solo quien se preocupa por su evolución puede formar parte de la revolución, esa que la sociedad está pidiendo a gritos. Manera 108 de conectarse a la Fuente: Evoluciona.

     También te puede interesar:

    9.- Dedica tiempo a estar solo

    14 Adáptate al cambio

    23 Crece

    45 Continúa aprendiendo

    69 Rejuvenece

    80 Ábrete a lo desconocido

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook