Esta mañana estaba labrando los almendros cuando ha empezado a chispear. He visto algo de abolladura en algunas hojas, así que en cuanto se pueda entrar de nuevo al campo habrá que hacer un tratamiento preventivo. Continúa lloviznando. Un regalo para el campo y para el bolsillo de los agricultores.

Los viñedos comienzan en primavera su floración y el agua que recogen ahora son las reservas hídricas para el verano que se prevé caluroso y falto de lluvias. Por eso es importante que llueva durante la primavera y que lo haga de forma regular.

El tiempo nos lleva locos a todos.

Fontanars dels Alforins es secano puro, así que dependemos enteramente del factor meteorológico. En épocas de sequía extrema que las ha habido, las cosechas se resienten de manera abrupta con pérdidas importantes en la producción.

Si no pasa nada los próximos días seguirá lloviendo. El olor a tierra húmeda lo impregna todo. De nano me gustaba pasear después de haber llovido. Embarrarme las botas. Caminar entre los charcos. Coger un palo y limpiarme las botas antes de entrar a casa. El campo es pura libertad.

Los que hemos vivido durante mucho tiempo en la ciudad sabemos mejor que nadie apreciar estas pequeñas cosas que nos brinda la naturaleza. Somos unos privilegiados y muchas veces no nos damos cuenta de la suerte que tenemos.