EH Bildu se ha desmarcado del acto de homenaje al terrorista de ETA, Ignacio Etxeberria, alias Mortadelo, que ha salido de prisión estos días tras cumplir una condena de 25 años por varios asesinatos. Eso no ha impedido que el terrorista fuera recibido entre aplausos.

EH Bildu que se ha manifestado en contra de los “ongi etorris” (actos de bienvenida a los presos de ETA) recibió entre aplausos al ex jefe de ETA  Mikel “Antxa” cuando se dirigía a los juzgados de san Sebastián a declarar. Mikel “Antxa” está acusado del asesinato del teniente de alcalde de San Sebastián y dirigente del PP, Gregorio Ordoñez.

En un nuevo acto de desagravio a  Pedro Sánchez, a todos los demócratas y a todas las víctimas del terrorismo, Arnaldo Otegui ha puesto al frente de Sortu a David Pla, ex jefe de ETA y a Elena Beloki, responsable del aparato internacional de la banda terrorista ETA. No parece que sea la mejor manera para cerrar heridas poner al frente de la organización abertzale a dos terroristas. Poco ayuda para una hipotética reconciliación.

Las víctimas del terrorismo siguen reclamando dignidad y justicia. Pero de nuevo sus demandas siguen cayendo en saco roto. Una vez más  las víctimas vuelven a ser las grandes olvidadas de aquel terror que fue ETA y que hoy sigue provocando el mismo dolor que entonces aunque hayan dejado de matar.