Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 27
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Montar un negocio o una empresa sigue siendo una odisea

     

     

    Prometieron, prometieron y prometieron hasta la saciedad, que no iban a poner trabas para la creación de nuevos negocios. Mentira. Una más de las muchas que nos han contado.

    Montar un negocio o una empresa en este país llamado España, sigue siendo igual de complicado que antes desde el punto de vista burocrático. No dan ninguna facilidad. Todo son trabas burocráticas, incluso muchas duplicidades.

    Montar un negocio, dar una licencia de actividad, de obras  o de lo que sea, que genere riqueza debería tramitarse en cuestión de días como ocurre en otros países. Aquí pueden pasar meses, que digo meses, años incluso. El anterior gobierno del PP tardó más de cinco años en conceder la licencia de obras en el antiguo edificio de Paduana.  Cuando la concedió, el promotor no encontró financiación para comenzar las obras porque coincidió en plena burbuja inmobiliaria.

    Esto sigue ocurriendo todavía hoy, no en el caso de Paduana, pero si en otros muchos casos.

    Mucha gente emprendedora, que tiene proyectos ambiciosos y solventes en la cabeza, finalmente declina llevarlos a la práctica porque en lugar de facilitar las cosas, la administración las complica con papeleos innecesarios y abandonan antes de ver hecho realidad su sueño.

    La de empresas y negocios que se habrán echado a perder por la incompetencia de la administración. No quiero ni saberlo.

    Impresos, tasas, impuestos, autorizaciones, escrituras, licencias … papeles y más papeles, que sólo conducen a que el promotor del negocio arroje la toalla.

    Crear una empresa, montar un negocio y más en épocas de crisis como en la que estamos inmersos es una auténtica heroicidad. En España hay mucho talento. Somos un país talentoso, valiente, con mucha iniciativa, creativo, … Sin embargo, muchos proyectos se quedan en el camino y no ven la luz.

    Las empresas son las generadoras de riqueza y de puestos de trabajo y hay que apostar por ellas desde el primer momento. En un país como es España donde, además, la prioridad debe ser crear empleo y acabar con esa lacra social que es el paro.

    Al problema burocrático se une otro gran problema como es  el problema de la financiación. No hay ayudas para emprendedores. El grifo de la financiación sigue cerrado, pese a los números que da la banca sobre financiación vía préstamos o créditos al que dicen destinar cantidades ingentes de recursos. Otra mentira más de la banca, que ha recibido ingentes cantidades de dinero del bolsillo de los contribuyente para ser rescatada.

    Obtener financiación hoy en día es muy complicado y sin dinero no hay negocio posible.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook