Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 03
    Marzo
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Otra astracanada

    Tras la renuncia de Carles Puigdemont a convertirse en el nuevo president de la Generalitat,  que sigue retirado  en su privilegiado exilio, viviendo en una modesta mansión en Waterloo, una auténtica ofensa para los que han vivido el exilio de verdad, que han tenido que marcharse de su país por cuestiones muy diferentes a las del señor Puigdemont, su propuesta, que no  debería ser otra que la de venir a España y rendir cuentas ante la Justicia, ha sido proponer como candidato a Jordi Sánchez, actualmente en prisión, acusado de varios delitos.

    No conozco ningún país, ninguna nación, ningún estado o como ustedes prefieran llamarlo porque ya me pierdo, que cuente con un ex president huido de la justicia y un candidato alternativo que se encuentra en la cárcel. No es el argumento de una película de Berlanga, aunque bien podría serlo y en manos del maestro valenciano, daría para una saga como la de los Leguineche, versión Pujol.

    Ciudadanos que fue el partido que ganó las elecciones, si bien no cuenta con una mayoría suficiente para gobernar porque la suma de los votos otorga una mayoría a los independentas en el Parlament , sí debería iniciar una ronda de contactos y proponer un candidato alternativo de consenso entre las diferentes fuerzas constitucionalistas, aunque solo fuera de manera testimonial para forzar una solución al vacío de poder existente, que comienza a ser muy peligroso por la inseguridad que genera a todos los niveles. No es posible que casi tres meses después de haberse celebrado las elecciones, Cataluña continúe paralizada, sin un gobierno al frente y sin visos de que lo haya en las próximas semanas o meses. Y unas nuevas elecciones sería la demostración palpable de un nuevo fracaso, que no nos podemos permitir.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook