Blog 
Desde la azotea
RSS - Blog de patricio simó gisbert

El autor

Blog Desde la azotea - patricio simó gisbert

patricio simó gisbert

Aprendiz de mucho, maestro de nada.

Sobre este blog de Nacional

No pretendo en absoluto sentar dogma de nada sino sencillamente dar mi opinión sobre lo que va ocurriendo en el mundo, desde una óptica muy personal y a ser posible amena. Si lo consigo: estupendo; si no, seguiré intentándolo.


Archivo

  • 17
    Febrero
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Valencia

    Váyase, señor Rajoy

    Conforme van avanzando los procesos judiciales que hay  en marcha en las diferentes causas abiertas contra el PP,  los que están ahora en la cárcel se van poniendo nerviosos, y por arte de magia van recuperando la memoria, y es que la cárcel tiene mejores efectos persuasivos que el memorex. La cuestión es que  están empezando a tirar de la manta y recordando de dónde venían las órdenes. Lo ha hecho Ricardo Costa, señalando a  Francisco Camps como máximo responsable de las finanzas y lo ha hecho ahora Francisco Granados con  Cristina Cifuentes. Cada mañana nos desayunamos con un nuevo titular, que hace que se nos atragante la magdalena o el cruasán y se nos indigeste el café. La última declaración del que fuera la mano derecha (y también izquierda) de Esperanza Aguirre, Paco  Granados, ha implicado en su última comparecencia ante el Tribunal que le juzga, a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de estar al corriente de la Caja B del PP. La señora Cifuentes ha presentado una querella criminal contra Granados por sus acusaciones.

    Sea como fuere, el clima de corrupción              que se vive en España es irrespirable y es una auténtica vergüenza, que desde el Gobierno de la Nación no se ha ya hecho nada para atajarlo con mano firme. El señor Rajoy debería saber, que por el bien de su partido pero, sobre todo, de España, a la que invoca permanentemente y de forma casi exclusiva ,como si le perteneciera; debería presentar su dimisión de manera inmediata por una simple cuestión de honestidad y dignidad. Atributos poco frecuentes en la clase política, que deberían prodigarse más a menudo por el bien de todos.

    Rajoy ha forzado tanto la situación, que son ya muchas las voces, no solo de los militantes y votantes del PP, sino dentro de su propio partido, que le piden que dé un paso al lado porque es importante para la democracia española, que haya un partido de derechas, limpio de cualquier caso de corrupción. Y Mariano Rajoy no es la persona adecuada para liderar ese cambio.

    Razones sobran para que el señor Rajoy se marche a casa. La pésima gestión en el conflicto catalán sería suficiente para pedir su dimisión. Después de las elecciones, vemos que no se ha avanzado nada para desbloquear la crisis catalana, salvo echar mano del artículo 155, como si fuera la panacea. Es obvio, que se trata de una crisis política que requiere de soluciones políticas y no solo judiciales. La cuestión es que seguimos donde estábamos y no se ha desbloqueado la situación. La prueba está en que el crecimiento nacionalista e independentista está creciendo con fuerza.

    El  clima de corrupción hace necesario que se depuren no solo las responsabilidades penales, que corresponde a los jueces dirimirlas, sino también políticas. Y en este sentido, Mariano Rajoy, como presidente del Gobierno y del PP, digo yo que alguna responsabilidad tendrá en la financiación del Partido Popular y de lo que ocurre en su propia casa. Echar  balones fuera y decir que no se enteraba de nada, es tanto como tomarnos por imbéciles a todos nosotros. Yo quiero un presidente que se entere de las cosas que ocurren en mi país , que se involucre en los temas sociales, que no los rehúya, que no recorte derechos ni libertades y que solucione los problemas de los ciudadanos. Para eso y no para otra cosa lo eligieron los ciudadanos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook